probusiness

POR PRO Magazine Chihuahua


Por: Natalia Barcena

Generalmente ésta colaboración está enfocada a desarrollar temas de comunicación estratégica y mercadotecnia y recomendaciones para todos aquellos profesionistas que buscan cómo mejorar el posicionamiento de sus marcas, sin embargo, en esta ocasión, y con el permiso de nuestra editora, he decidido dar un ligero giro a mi enfoque.

       Desde un punto de vista completamente personal es que me estoy atreviendo a desarrollar este contenido. Hace seis meses para ser exacta, me convertí en mamá, mi vida dio un giro de 360º, pues no solo tengo el mejor regalo que me ha dado la vida en mis manos, sino que además se han sumado a mi vida cotidiana un sin fin de actividades y tareas que nunca antes había vivido.

     Convertirte en madre puede traer a tu vida toma de decisiones importantes, entre ellas está el cómo organizarte para poder seguir realizando tus sueños y desarrollándote en tu vida profesional.

     Es complejo que personas ajenas a esta situación lo comprendan por completo, pero a ti que eres mujer trabajadora, que eres emprendedora, que tienes a tu cargo una empresa o bien te desarrollas dentro de una, seguramente estas líneas te harán sentir identificada.

       Me he sentado a reflexionar (en los pocos minutos que me quedan de tiempo en mi día) sobre la mejor manera de llevar a cabo mi nueva vida, y me encontré con estas conclusiones, que quizá como recomendaciones, puedan servirte para poder disfrutar tu vida como mamá y tu vida como profesionista:

1.- Toma cada día como un reto. Es verdad, cada día es un reto nuevo para ti como mujer, para tu familia y para tu carrera. Trata de no preocuparte por temas o situaciones que están fuera de tus manos, esto gastará energía que puedes utilizar mejor en otros aspectos.

2.- Mantén tus metas claras, es una realidad que hay nuevos objetivos en tu vida, pero no debes dejar a un lado tus sueños personales y entre ellos tus sueños profesionales, pues serán tu refuerzo en los momentos que más lo necesitas.

3.- El tiempo que dediques a tus hijos. Es de tus hijos. Aunque sea difícil desconectarte (porque lo es), el tiempo que estés con ellos destínales tu total atención. ¡Abrázalos, juega, sal al parque, lee con ellos!

4.- Organiza tu tiempo. Organizar tus días y tus horarios te facilitará ampliamente la operación diaria de tu vida.

5.- Quédate tranquila. Si disfrutas lo que haces, seguramente estás dando el mejor ejemplo a tus hijos para ser profesionales como tú, para disfrutar sus actividades, para desarrollarse a través del compromiso y el trabajo.




NOTAS RELACIONADAS