prolife

POR ANA MARÍA PÉREZ

¿Sabías que con sólo 15 minutos de exposición puedes sufrir de una quemadura solar?

 

Todos queremos lucir una piel saludable y bronceada, pero no siempre terminamos con el resultado deseado; dicho de otra forma, en vez de verte como Diego Boneta o Camila Sodi en la serie de Luis Miguel, terminas más colorido que la bandera de México y sumamente incómodo. Si eres como yo (de piel sumamente sensible) es probable que el bloqueador sea tu aliado, pero que no sea suficiente para protegerte. Por eso comparto una lista de cuidados para prevenir y tratar las quemaduras solares.

  1. Siempre usa bloqueador. No importa la temporada del año, protege tu piel de los rayos UV. Si lo que quieres es broncearte, aplica primero un bloqueador con FPS (factor de protección solar) de mínimo 15-20; esto permitirá que agarres color sin exponerte a los daños del sol.
  2. Hidratación. Es lógico que después de exponer tu cuerpo por mucho tiempo al sol necesites compensar la pérdida de fluidos. Toma mucha agua y evita bebidas como café o alcohol, ya que éstas te deshidratan aún más.
  3. Analgésicos. Si tuviste la suerte de salir con una quemadura evidente, trata tu cuerpo con un analgésico y/o antiinflamatorio.
  4. Ataca con compresas frías. Muchos dermatólogos sugieren aliviar la inflamación de la exposición al sol bajando la temperatura de la piel con un baño de agua fría. En el caso de quemaduras compresas con leche, ya que las propiedades de esta promueven la curación, eliminan las células muertas y tu sistema inmune requiere menos esfuerzo para reparar tus células. Si no estás en un lugar donde puedas realizar esto, lleva contigo gel de aloe vera.
  5. Humecta tu piel, de preferencia mientras sigue húmeda. Esto conserva el agua bajo la superficie de la piel permitiéndole sanar más rápido. Busca cremas ultra hidratantes o pomadas, y humecta tu piel constantemente.

Si sufriste una quemadura peor (ampollas, lesiones severas en la piel), retírate del sol, evita tocar las lesiones y visita el médico para que indique el tratamiento más adecuado.

Si eres de piel delicada y quieres agarrar color sigue estos sencillos pasos:

  1. Exfolia tu piel antes de tomar el sol.
  2. Come alimentos ricos en carotenos: zanahorias, brócoli, espinacas, lechuga, calabaza, acelgas y otros; estos estimulan la activación de la melanina, sustancia encargada de la pigmentación.
  3. Usa un bronceador que ofrezca protección contra los rayos UVA y UVB (no te olvides de revisar el FPS).
  4. No se te ocurra acostarte a las 12 (hora estelas del sol) ya que MUY probablemente te quemarás, y no para “agarrar color” bonito.

No te expongas innecesariamente al sol. Evita tomar directamente el sol entre 10 de la mañana y 4 de la tarde (o entre 11 y 3) ya que la radiación es mayor, más agresiva y cancerígena. Si vas a realizar actividades al aire libre toma tus precauciones: usa protector solar o un sombrero.




NOTAS RELACIONADAS