prolife

POR Mónica Pinoncely Esquer

Cada vez que degustamos un vino ponemos especial atención en los aromas de éste comentando: “Este vino tiene aromas a frutos rojos, canela, etc.”, o incluso revisamos la contra etiqueta del mismo para...

Cada vez que degustamos un vino ponemos especial atención en los aromas de éste comentando: “Este vino tiene aromas a frutos rojos, canela, etc.”, o incluso revisamos la contra etiqueta del mismo para ver la descripcion que nos da la vinícola. En ocasiones podemos identificar lo que dice la etiqueta, y en otras pensamos que esa información solo está para que suene más elegante, pero lo que nos hace falta es desarrollar nuestro olfato para poderlos detectar.

¿De dónde provienen los aromas qué detectamos en los vinos? Muchas veces el escuchar o leer que el vino que vamos a degustar tiene aroma a chocolate, canela o cereza nos hace preguntarnos si estos elementos fueron añadidos mientras se elabora el vino; la respuesta es no.

El vino tiene una cualidad muy interesante; las partículas aromáticas que tiene el vino se acomodan de tal forma que su estructura es similar a la de algún otro elemento que podría ser el aroma de alguna fruta, flor, árbol, entre otras.

Los aromas provienen de grupos principales:


1.- Primera Nariz (copa quieta) Aromas Segundarios:
Este paso es cuando recién servimos el vino y no lo hemos oxigenado moviendo nuestra copa. Los aromas que detectamos son todos aquellos que provienen del proceso de elaboración del vino como lo son:
- Tipo de levadura utilizada
- Temperatura de fermentación
- Si tuvo fermentación malolática
- Compuestos utilizados para la clarificación, limpieza y filtrado del vino
- Defectos aromáticos – Vino reducido por falta de oxigenación en proceso. Eliminamos los defectos oxigenando el vino en copa o decantador (Olores a huevo podrido, coliflor hervida, moho).

2.- Segunda Nariz (vino oxigenado) Aromas Primarios:
Son todos aquellos aromas característicos de cada variedad. Tendremos aromas:
- Frutales
- Florales

 

3.- En ambas narices podremos identificarlos Aromas Terciarios, los cuales provienen de la maduración en barrica. Las notas que nos va a aportar la barrica, dependerá del origen de la madera (roble francés, americano, húngaro, etc.), tipo de tostado (ligero, mediano, mediano+, alto), así como el tiempo que lo dejemos madurar en ella. Los aromas que podemos detectar al haber pasado por barrica son:
- Canela
- Café
- Pan tostado
- Chocolate amargo
- Cuero
- Tabaco
- Entre otros

Te invito a que cuando degustes un vino revises la rueda de los aromas para que tengas una guía de los aromas que puedes encontrar en los vinos.
¡Salud!




NOTAS RELACIONADAS