prolife

POR PRO Magazine Chihuahua

El actual ritmo demandante de la vida nos hace desear en ocasiones que nuestro día a día tuviera más de 24 horas para poder terminar, pero si en lugar de pedir más horas durante el día ¿Qué tal si le sumamos años a nuestra vida?

 

Por Alejandra Heredia

 

Durante el año 2015 el Ministerio japonés de Salud, Trabajo y Bienestar dio a conocer que habían sobrepasado la cifra de 60 000 habitantes con más de 100 años de edad.

Lo que no es de asombrar ya que la esperanza de vida en el país nipón es de 84 años. Por lo que llegar a los 100 años no se aleja mucho de la esperanza de vida regular. Pero ¿A qué se debe la taza de esperanza de vida tan alta en el país oriental?

Uno de sus grandes secretos es la cultura de la prevención.

Los japoneses suelen ir al médico en una media de 13,4 veces al año. Además de la cultura empresarial que provee el “ningen dock” que son las revisiones médicas completas a sus empleados, para la prevención de enfermedades crónicas y detección de cáncer en fases tempranas.

Además, su alimentación juega un rol de gran importancia, el cual ha ido evolucionado con los años, sin embargo, nunca ha sacado de su menú el arroz, pescado, verduras. Con el tiempo se dio la inclusión de otros alimentos como el tofu, el pulpo, el calamar o las algas marinas que son útiles para prevenir el cáncer de estómago o la artritis.

Manteniendo alejadas en exceso las pastas, harinas y azúcares lo cual es efectivo con solo mirar las cifras: la tasa de obesidad en el país nipón es solo del 5%, frente al 33% en Estados Unidos o el 26% en España.

Durante el año 2000 Japón implementó el seguro de cuidado a largo plazo (LCTI), el cual está enfocado en ayudar a las personas mayores a tener una vida más independiente para que no se conviertan en una carga para sus familiares, lo que mejora la calidad de vida del adulto mayor y su familia.

Actualmente un 23% de la población en Japón tiene 65 años o más. Lo que significa que el año 2050 un 40% de su población será de la tercera edad. Lo que pone en evidencia el buen enfoque del gobierno japonés al diseñar servicios eficaces para las personas mayores.

A su vez han promovido el cuidado de los ancianos en sus casas, dejando los asilos y hospitales para casos de extrema necesidad. Al contrario de como sucede en otros países del globo, donde se les invita a las personas a una jubilación temprana. Se les invita a retrasar su jubilación, e inclusive se les incita a iniciar otra carrera tras el retiro, para que se mantengan activos física y mentalmente durante más tiempo.

Otra de las ventajas del LCTI es la seguridad financiera que les da a los adultos mayores, ya que desde su juventud se va generando una cuenta de ahorros para su vejez, y siendo más de la mitad de los ancianos del país (57%) que no presentan problemas financieros,

lo cual es positivo, ya que la seguridad financiera reduce los problemas de ansiedad y de salud, trayendo calma y tranquilidad a la vida.

Siendo unas de las razones por la cual los japoneses tienen el mayor número de centenarios. Por lo que deberíamos considerar seriamente en seguir su ejemplo para tener una vida de mejor calidad y más duradera. Y así aspirar a llegar a vivir hasta los 100 años.




NOTAS RELACIONADAS