prolife

POR Gloria Ortiz Vivó

Los errores más comunes que no te lo permiten


Todos sabemos que entre más kilos tengamos que bajar, más fácil va a ser deshacernos de ellos. Con una dieta balanceada y actividad física, en cuestión de semanas podemos ver resultados, lo verdaderamente difícil es eliminar por completo esos últimos kilitos para llegar al peso ideal.
      Si te identificaste con lo anterior, seguramente seas víctima de estos comunes errores que están evitando que bajes esos difíciles últimos kilos, así que a continuación, te explicamos que hacer:

1 ) Comer poco: se tiene la falsa idea que para bajar de peso, es necesario comer poco. Que hacer: no te saltes ninguna comida o snack, ya que es indispensable mantener tu metabolismo acelerado para propiciar la quema de calorías y la buena digestión, aparte de que seguramente te sentirás sin energía al cabo de poco tiempo, opta por lo natural.

2 ) Comer rápido: ¡saborea y disfruta tu comida! Cuando comes muy rápido, el organismo no detecta la sensación de saciedad hasta determinado tiempo después, por lo que comes más de lo que verdaderamente necesitas.
      Que hacer: evita comer viendo la TV, leyendo o con poca luz, ya que por estar concentrado en otras cosas, no disfrutas tus alimentos.

3 ) Fin de semana libre: a pesar de que te cuidaste toda la semana y tienes un día libre para cumplirte tus antojos, no está permitido saturarte de todo lo que evitaste durante la semana.
Que hacer: procura limitarte a un solo antojo, no todo el día de antojos, de esta manera saciaras la ansiedad, sin tirar por la borda todo el trabajo y esfuerzo de los demás días.


4 ) Alcohol: ¿sabías que 2 cervezas equivalen casi a la cantidad que deberías consumir durante todo el día? Que hacer: intenta dejar de tomar por una semana, para que veas la diferencia. Aparte de que te vas a deshinchar, vas a disminuir la ingesta de calorías semanal, y seguramente los resultados van a ser positivos, déjalo para tu día libre.

5 ) Snacks salados: igual que las papitas “A que no te puedes comer solo una” lo que pasa es que lo salado, nos provoca querer más inconscientemente, como las palomitas, cacahuates o frituras.
Que hacer: aunque se escuche menos apetitoso que los anteriores, opta por snacks nutritivos como zanahoria, apio, jícama o pepino, ya que muchas veces es más la ansiedad que nos da de masticar, que la necesidad verdadera de comer. Te recomendamos cambiar estas malas costumbres por una semana, seguro cuando veas la diferencia y te sientas mejor, los querrás aplicar a diario.




NOTAS RELACIONADAS