probusiness

POR PRO Magazine Chihuahua

Hablemos de fechas y estrategias

Por: Iván Rositas

Recientemente el CEO de una gran empresa me decía desesperado: “¡Que vengan en pijamas, que se tomen las vacaciones que quieran, pero que no renuncien a la primera que sufren un momento de estrés!” ¿Te suena familiar? Esto se ha convertido en un gran reto para los directores de empresas de hoy en día, y si no hacemos algo por cerrar la brecha generacional entre un CEO modelo
60s vs un Rookie modelo 90s, al negocio le puede ir mal.

Hablemos de fechas

Pertenezco al último peldaño de la “Generación X”, nacido en los ochentas, con cuatro hermanos mayores que me enseñaron lo propio de la época, desde el Nintendo, al rock en inglés, pasando por el pop en español y toda esa serie de atributos de ropa y estilos. Pero también soy parte de los Millennials, viví el cambio digital, la adopción del internet en el mundo educativo y laboral. Navegué por primera vez en internet en 1995, usé ICQ y Mirc; y en mi primer trabajo de analista económico me pagaban por exprimir toda la información disponible en la red para realizar estudios sectoriales.


       Según la literatura, no existen cortes exactos para definir la generación de Millennials, pero tentativamente empieza desde 1980 y termina en 2000, por lo que técnicamente soy Millennial, pero de la vieja guardia. Cierto es que hay de Millennials a Millennials, sin embargo, esta generación se ha estigmatizado, cuando en realidad no deberían representar una amenaza para los negocios; al contrario, hay que tomar lo bueno y hacer crecer su potencial, pero ¿cómo lograrlo?

       Hoy por hoy, somos muchos directivos que vivimos esta realidad. Por ejemplo, recuerdo que cuando yo empecé a trabajar, decirle un “no” al jefe era señal de debilidad, sin embargo, ahora te topas con equipos de trabajo compuestos de Millennials a los cuales, si les aplicas tareas que no les gusta realizar y no lo quieren hacer, sin ningún problema te dicen: ¡no me interesa! O cuando estás explicando algo importante en una junta y ellos están en Whatsapp, escuchando música y comiendo barras de quínoa sin gluten, al grado que tienes que detener la reunión para que todos pongan atención porque eres de la generación que gusta de ver a los ojos cuando hablamos.

Hablemos de estrategias…
La brecha generacional es algo que se debe entender y atender, por lo que comparto estas 7 estrategias para líderes de Millennials que mucho me han servido para entender y mejorar el trabajo en equipo:




NOTAS RELACIONADAS