probusiness

POR PRO Magazine Chihuahua

Aspectos laborales a tener en cuenta

Por: Maria Leticia Montero

Si dentro de tus proyectos actuales estás contemplando adquirir una empresa que se encuentre funcionando, hay numerosos aspectos legales que debes tomar en cuenta, tanto de carácter corporativo, mercantil, fiscal, como aquellos que tienen naturaleza laboral. En el caso planteado, es decir, que la compañía al momento de la transacción de que se trate esté operando, ello implica que existen trabajadores prestando sus servicios en beneficio de la misma y por ello, estos trabajadores cuentan con derechos adquiridos que deben ser atendidos y valorados por el adquirente.

     Para esta situación particular existe una figura legal denominada “Sustitución Patronal”, y que implica la transmisión de la propiedad de una empresa o de uno de sus establecimientos, por la cual el adquirente (“patrón sustituto”) asume la categoría de nuevo patrón y, por lo tanto, los derechos y obligaciones, pasadas, presentes y futuras, derivadas o que se deriven de las relaciones de trabajo entabladas con el patrón original o sustituido.

     La sustitución se dará siempre que exista una relación directa entre el centro de trabajo y el patrón, sin que haya una interrupción de las actividades laborales, de producción o servicios, y que se emplee el mismo personal, maquinaria, herramientas, local, manteniendo el giro comercial y la productividad de la compañía.

     Esta figura legal tiene como fundamento el principio de estabilidad laboral consagrado en la legislación en la materia, el cual, entre otras consecuencias, implica que una relación de trabajo sólo puede disolverse por voluntad del trabajador, excepcionalmente por el patrón siempre que existan causas que así lo justifiquen, o por motivos ajenos a ambas partes que hagan imposible la continuación de la relación laboral, pero lo anterior no contempla de ninguna forma la sola voluntad unilateral del patrón de traspasar su empresa, por lo cual este escenario no implica la terminación de las relaciones de trabajo.

      Es decir, ante la situación planteada, el trabajador debe conservar su fuente de trabajo, así como las condiciones laborales que tenía previo a la sustitución, evitando de esta forma fraude en perjuicio del personal. Como principio fundamental, la sustitución no puede afectar las relaciones laborales y, para garantizarlo, la Ley Federal del Trabajo establece que el patrón sustituido será solidariamente responsable durante los 6 meses posteriores a la fecha de la sustitución, de todas y cada una de las contingencias que pudieran derivarse de las relaciones laborales generadas previo a la multicitada sustitución.

      El plazo referido en el párrafo que antecede comenzará a contarse a partir de la fecha en que se haya dado aviso de la sustitución al Sindicato que corresponda o a los trabajadores, ya que, en caso de que no exista constancia de dicho aviso, el patrón sustituido seguirá siendo responsable de las obligaciones laborales contraídas.

      Finalmente, dentro de los aspectos a analizar al adquirir una empresa, hay que destacar que, de no dar el aviso de la sustitución referido en líneas anteriores, los juicios pendientes de resolución podrán ejecutarse contra los bienes de la compañía, debiendo responder tanto el patrón sustituto como el patrón sustituido.




NOTAS RELACIONADAS