prolife

POR Gloria Ortiz Vivó

Largas jornadas laborales, estrés constante, agenda llena, el calor cada vez más fuerte y tú repitiendo la misma rutina de todos los días. Todos estos resultan ser, -entre muchos otros- factores que nos...

Largas jornadas laborales, estrés constante, agenda llena, el calor cada vez más fuerte y tú repitiendo la misma rutina de todos los días. Todos estos resultan ser, -entre muchos otros- factores que nos succionan energía y ni siquiera 8 horas de sueño son suficientes para sentirnos animosos y enérgicos durante la semana.

¿Te sentiste identificado?
Te comparto 5 tips súper sencillos, pero verdaderamente efectivos para cargar las pilas.
Toma agua:
La deshidratación en nuestro cuerpo muchas veces se refleja como agotamiento. Puedes sentirte sin ganas o incluso te puede provocar dolor de cabeza o riñones. Te recomiendo comprar un termo o botella de agua reciclable que puedas estar rellenando para mantenerte siempre hidratado, (procura NO tomar más de 8 vasos de agua al día, porque también puede ser contraproducente).
Power walk:
Muévete! Una caminata de 15 minutos al aire libre es necesaria para incrementar el ritmo cardiaco, liberar endorfinas, despejar la mente, con esto regresarás listo para concluir cualquier actividad o tarea en la que estabas trabajando.
Snacks:
(Son mi parte favorita) opta por snacks saludables, altos en proteína y bajos en azúcar, ya que el azúcar nos puede dar un high inmediato pero cuando su efecto pasa, te sentirás peor. Nueces pecaneras, cacahuates sin sal, almendras (puede ser un puño o una cucharada de crema de cualquiera de las anteriores), incluso cuadritos chocolate oscuro son suficientes para levantarnos y hasta quitarnos la ansiedad.

Estírate:

Casi nunca lo hacemos, pero si lo pruebas estoy segura que vas a querer repetirlo siempre; es muy común, sobre todo para los que trabajan en oficinas, mantener la misma postura por largos periodos de tiempo. Estirarte aumenta la circulación, relaja los músculos comprometidos en las posturas aliviando dolores y tensiones, mejora la circulación beneficiando la respiración y oxigenación del cerebro, también ayuda a la digestión.
Ambiéntate: Un playlist de tu música favorita con variación de ritmos está comprobado que nos ayuda a sentirnos menos estresados y en efecto más felices y productivos. Total, lo bailado ¿quién te lo quita?




NOTAS RELACIONADAS