prolife

POR PRO Magazine Chihuahua

EL CONCIERTO DE LUCES QUE OFRECE LA NATURALEZA. Alrededor del mundo existen un sinfín de espectáculos que parecieran salir de la ficción. Tal es el caso de las auroras polares, también conocidas como...

AARÓN FEMATT


EL CONCIERTO DE LUCES QUE OFRECE LA NATURALEZA.
Alrededor del mundo existen un sinfín de espectáculos que parecieran salir de la ficción. Tal es el caso de las auroras polares, también conocidas como boreales en el hemisferio norte y australes en el hemisferio sur. Este fenómeno que ilumina las noches de increíbles colores sucede cuando la radiación del sol impacta con la magnetósfera de la Tierra, almacenando energía que es transformada en radiación electromagnética
y viaja sobre la ionósfera terrestre, creando así un desfile único de colores.
Por lo general, este fenómeno sucede cerca de los polos, en las noches más frías y despejadas. Por lo tanto, si el frío no es un impedimento para que quieras presenciarlas, a continuación, te presentamos los 5 sitios más conocidos para hacerlo.

Canadá
Al extremo noreste de Canadá se encuentra la ciudad de Whitehorse, capital del territorio de Yukón. Esta ciudad, con poco más de 25,000 habitantes es conocida por su diversidad natural y la “fiebre de oro” que sucedió a finales del siglo XIV y que fue de gran importancia para la región. En Whitehorse puedes realizar actividades como pesca, rafting, tours en trineos dirigidos por perros y la búsqueda de pepitas de oro. Además, entre los meses de octubre a febrero, Whitehorse se convierte en escenario para las increíbles auroras boreales que podrás observar desde cabañas, tiendas de campar o tipis.

 

 

Noruega
Es uno de los países más famosos para disfrutar de las auroras boreales debido a que éstas pueden ser vistas desde cualquier parte del país. Además, pocos lugares como Noruega ofrecen tanta diversidad de actividades, entre ellas: observar ballenas, recorrer glaciares, presenciar cascadas, escalar montañas, entre otras. Sin duda, los mejores sitios para avistar dichas auroras en los meses de septiembre a marzo se encuentran al norte del país, de los cuales destacan Vesteralen, Tromso y Svalbard.

 Alaska

Si algo que te detiene en querer observar las auroras boreales es el frío, entonces Alaska es el destino correcto para ti. 
En la ciudad de fairbanks al centro del estado, uno puede disfrutar de este fenómeno de distintas formas muy cómodas, como cabañas calefaccionadas y con servicio de “llamada de despertador” en el momento en el que el cielo nocturno se ilumina. Si bien la frecuencia y la intensidad pueden variar, su actividad se intensifica entre el 21 de agosto y el 21 abril.

 

 

 

Isalandia 

Es un país ubicado al extremo noroeste de Europa sobre el océano Atlántico cerca del Círculo Polar Ártico. Con tan sólo 330,000 habitantes, Islandia permite tener contacto con la naturaleza de forma única y poco contaminada por efectos del hombre. Desde el mes de septiembre hasta el de abril, uno puede disfrutar de las auroras boreales sin tener que salir siquiera de la capital Reikiavik. Una caminata de 30 minutos desde la capital hacia la bahía de Seltjarnarnes es suficiente para maravillarse del concierto de luces.


 
 
 
 
 
 
Argentina 
Ushuaia, Argentina es considerada la ciudad más austral del mundo y por ello uno de los pocos lugares en donde se puede disfrutar de las “luces del sur”. A diferencia de las auroras boreales, las australes son más difíciles de presenciar debido a que existen menos zonas terrestres cercanas al Círculo Polar
Antártico. No obstante, desde Ushuaia uno puede encontrar expediciones que viajan a la Antártida con la intención de presenciar este espectáculo de luces. Éstas ocurren con mayor frecuencia entre los meses de marzo a septiembre.

PRO Tips :
Las auroras polares suceden en los meses más fríos y las noches más despejadas, así que no olvides abrigarte.
• Existen diversas herramientas en cada sitio para pronosticar la aparición de las auroras polares, pero para incrementar tus probabilidades planea una estadía para algunos días.
• Las auroras polares nunca son iguales y pueden durar minutos o hasta horas.
• ¿Sabías que este fenómeno también sucede en otros planetas como Júpiter?




NOTAS RELACIONADAS