prolife

POR Rene Galache Vega


La firma Baic forma parte de uno de los cinco principales grupos automotrices de China y se empezó a internacionalizar en el 2013, buscando otras alternativas de crecimiento fuera de su entorno y zona de influencia en donde normalmente desarrollaban sus operaciones.

     Ahora busca expandirse hacia otras latitudes alcanzando en esta ocasión a México, país que consideran un fuerte polo de desarrollo para la integración y comercialización de sus unidades debido al precio competitivo, a la imagen y al diseño de sus vehículos, sin olvidar por supuesto, la tecnología diseñada en los dos modelos a lanzar en este año. Actualmente la firma tiene presencia en varias partes del mundo y en países de Suramérica, como Perú, Paraguay y Chile entre otros.

      La armadora China, finca su confianza en México y serán seis los concesionarios y distribuidores quienes, a través de sus salas de venta en las ciudades de Querétaro, Morelos y la Ciudad de México, logren la adecuada penetración de estos vehículos, los cuales se especula, puedan en base a los precios volcar las preferencias a un gran número de consumidores a invertir en estas unidades.

      Baic es la segunda marca China en aterrizar en este país después de que lo intentó sin mucho éxito la FAW, quien comercializaba sus vehículos por medio del grupo Salinas y que derivado de la crisis que vivió el país en esos años, los distribuidores optaron por no seguir ofertando más operaciones de la marca en 2009, ocasionando la salida de ésta del mercado mexicano.

       Los vehículos con los que incursionarán en el mercado local son el D20, un vehículo compacto en versiones sedán y hatchback, cuyos precios oscilaran entre $179,000.00 y $210,000.00 pesos; y la X25 una SUV que se ofertará en un precio único de salida de $239,000.00 y al igual que los anteriores pudiesen tener una mínima variación en el precio.

      Estas unidades, están listas para su comercialización desde junio del presente. Dentro de los proyectos de la Armadora China, son lograr establecerse con una planta armadora en México, para lo cual ya están buscando locaciones en los diferentes estados de la República Mexicana para fincar sus primeras inversiones en tierra azteca, la cual sería su primera planta en el continente americano. El desarrollo de nuevos diseños y nuevas tecnologías en la industria automotriz, requiere de fuertes inversiones tanto de capital humano como económico.
Bienvenida cualquier opción de crecimiento que oferte trabajo y brinde bienestar en todos los conceptos a nuestro país que aparte no afecta la ecología. Mucho éxito en esta nueva etapa Baic.




NOTAS RELACIONADAS