prolife

POR PRO Magazine Chihuahua

Suele ser común que la llegada de un nuevo integrante ocasione conflictos, el hijo mayor se siente desplazado, inseguro y hasta puede llegar a ser hostil. ¿Quién no ha sentido celos de su hermano...

OHANA Formación Creativa 

Suele ser común que la llegada de un nuevo integrante ocasione conflictos, el hijo mayor se siente desplazado, inseguro y hasta puede llegar a ser hostil. ¿Quién no ha sentido celos de su hermano alguna vez? En el caso de los niños se genera en ellos un sentimiento de desplazamiento en donde creen que papá y mamá lo dejaron de querer y ahora quieren únicamente a su hermanito. Son preferencias no comprendidas y sufridas durante la infancia.

       Es importante tomar medidas que generen armonía y un lazo de amor fraterno que perdure con el tiempo. La relación entre hermanos tiene un papel primordial en la formación de la personalidad de un niño, marca su infancia. Es la primera experiencia de relación social, íntima y estrecha que viven nuestros hijos.

       Nuestros hijos perciben el amor desde que están en el vientre materno; a medida que pasa el tiempo desean las mismas atenciones sin tener consciencia de ello. ¿Qué sucede cuando aparece el hermanito o hermanita? Experimentan los ´celos´ y en ocasiones querrán llamar la atención teniendo un mal comportamiento y ciertas regresiones que hacen a la madre o padre reaccionar con castigos y regaños. ¡Esto no funciona! Al contrario, comprobaran sus sentimientos de desplazamiento y seguirán pensando que perdieron el amor de sus padres.

Tips para evitar que tus hijos sientan celos unos de los otros

  • Explicarle a cada hijo que es único, irrepetible e insustituible.
  • Nunca hacer comparaciones, cada hijo es diferente.
  • Explicarle al mayor por qué es necesario que estés más al pendiente del nuevo bebe.
  • Resaltar los aciertos del hermano mayor en lugar de regañarlo.
  • Recordarles que también fueron muy esperados, es una forma de hacerles saber que también gozaron de las mismas atenciones.
  • Seguir tus rutinas con ellos, no dejar de salir a pasear, hacer con ellos la tarea, leerles un cuento, darles un beso o tener un momento de familia.
  • Demostrarles el amor que les tienes. Explicarles que ese sentimiento no cambia, pero tampoco es exclusivo.
  • Generar la convivencia de hermanos, pidiéndole al mayor su colaboración para atender a su hermanito, delegándole pequeñas tareas y facilitándoselas.



NOTAS RELACIONADAS