probusiness

POR Alonso Hernández

  ¿Cómo lograr un estilo de vida profesional? Todo empieza en la mente, no es ningún secreto ni estoy descubriendo el hilo negro del éxito.  Sin embargo, ¿cómo gestionan su mentalidad los...

 
¿Cómo lograr un estilo de vida profesional? Todo empieza en la mente, no es ningún secreto ni estoy descubriendo el hilo negro del éxito. 
Sin embargo, ¿cómo gestionan su mentalidad los grandes profesionales de los negocios, deportes, y en sí, todas aquellas personas que desempeñan actividades de alto rendimiento?
 
Tienen una cosa en común en su mentalidad –más no la única- que los ha llevado al éxito: 
 
• No se juzgan ni se condenan por sus fracasos.
 
Parece ser un rasgo insignificante, incluso puede pasar desapercibido, pero que es poderosísimo y necesario para alcanzar el éxito. Abandonar nuestro hábito de emitir juicios tóxicos a nuestro comportamiento. 
 
¿Te imaginas a un Steve Jobs renunciando a su propósito sólo porque lo expulsaron –casi nada- de la propia compañía que él mismo fundó? 
O bien, ¿imaginas a Lionel Messi derrumbándose luego de haber fallado ese gol clarísimo ante Manuel Neuer en la final del mundial de 2014?
No se juzgaron y siguieron con su vida aprendiendo y observando el hecho. Seguramente la pasaron muy mal de momento, pero jamás se condenaron por el error, o en sí, por ese momentáneo fracaso. Supieron que estando en el ruedo, a veces se acierta pero a veces se falla. 
 
¿Qué pasa con las personas que no están explotando su más alto rendimiento derivado de, entre otros factores, son sumamente duros consigo mismos luego de un fracaso?
Internamente sostienen un diálogo consigo mismos diciéndose cosas como: “No nací para emprender”, “esto de tener tu propio negocio no es para mí”. Se juzgan y no ven las cosas tal cual son. El juicio nubla su visión del suceso. 
Si Messi, Cristiano Ronaldo, Steve Jobs, Sir Richard Branson se condenaran eternamente luego de alguno de sus fracasos– ¡y vaya que los han tenido! simplemente no se levantarían y su legado sería mucho menor al que actualmente les conocemos. 
 
Así que si quieres gestionar tu mente like a PRO –entre muchas otras cosas- debes empezar a dejar de juzgarte y condenarte como hasta ahora lo has venido haciendo. 
 
Ante una acción o ejecución que no salió como esperábamos en lugar de decir “Soy un imbécil, yo no nací para esto” podemos empezar a observar y sólo limitarnos a describir el suceso tal cual fue, ver en qué podemos mejorar y así evitar esa densa carga de juicios que sólo vienen a mermar nuestra autoimagen y por ende, nuestro rendimiento profesional. 



NOTAS RELACIONADAS