probusiness

POR Pilar González

Peter era gerente de calidad de una empresa, era distinguido por hacer ´el trabajo bien´, era riguroso, metódico, con una disciplina férrea. Había comenzado como supervisor de línea de producción y...


Peter era gerente de calidad de una empresa, era distinguido por hacer ´el trabajo bien´, era riguroso, metódico, con una disciplina férrea. Había comenzado como supervisor de línea de producción y fue escalando peldaños precisamente por tener dichas características o virtudes. Peter tenía un cuento interno particular que podría interpretarse como: lo bueno que sucede en Calidad es básicamente por mí, por mis conocimientos y mi disciplina. Los demás contribuyen muy poco en mis resultados, si no es que nada. No sé qué sería de esta planta si no tuvieran una persona tan comprometida como yo. Tal vez se estén preguntando cómo puede alguien externar pensamientos tan profundos y egocéntricos en un proceso de Coaching; y les diré que sí es posible. Comencé el proceso de coaching por una petición especial del gerente de operaciones de la Planta. Me dijo “Peter ha sido muy valioso para nosotros pero su carácter ha venido de mal en peor, es muy duro con la gente de producción y esto ya comenzó a causarnos problemas en la planta. Se ha metido incluso con la gente de la línea de producción para decirles cómo hacer las cosas haciendo a un lado al supervisor. ya hay mucho malestar por su conducta y estamos a un paso de despedirlo. Esto me tiene consternado porque reconozco la entrega de Peter hacía la compañía pero la verdad creo que ya perdió el piso y no sé si realmente quiera ser ayudado porque, ya sea un curso, entrenamiento, o un coach que le asignemos, termina descalificando el proceso. Para él no hay alguien suficientemente calificado, pero queremos darle una última oportunidad y de las acciones que veamos de él en la planta, será la decisión definitiva que tomemos.

Primera sesión de Coaching : “Yo soy mis pensamientos”

Pilar: Hola Peter, me da gusto conocerte y primeramente quiero preguntarte qué te comentaron de estas sesiones. 

Peter: Pues no mucho, supongo que es como esos talleres de superación o tal vez quieran ´arreglar´ algo en mí, tú dime (lo dice con una sonrisa sarcástica). 

Pilar: Algunas personas creen que en el proceso de coaching se busca ´arreglar´ algo, como si estuviera quebrado. Mi perspectiva es algo diferente. Digamos que todos tenemos aprendizajes pendientes y este proceso pretende lograr aprendizajes en áreas de nuestra vida que, por alguna razón u otra, no estamos teniendo buenos resultados. 

Peter: ¿A qué le llamas buenos resultados? 

Pilar: Muy buena pregunta, para mí sería realizar una actividad teniendo una retroalimentación positiva del sistema. En otras palabras, de acuerdo a un objetivo, estamos logrando lo que se espera de nosotros. Y, ¿para ti? 

Peter: Pues lo mismo, y entonces me pregunto qué hago aquí contigo. 

Pilar: ¿A qué te refieres? 

Peter: Podrías ver mis indicadores del área de Calidad, te podría decir que son los mejores en la historia de la planta desde que tomé la gerencia hace casi 3 años; y sí, hemos tenido un pequeño declive de unos meses para acá pero fueron problemas del material, ya lo sabe la dirección. Pilar: ¿cómo llegaste a la gerencia Peter? 

Peter: Pues mi historia es muy interesante porque yo era supervisor de una línea de producción. Duré en ese puesto como 3 años y fui ganando posiciones, supongo que hacía las cosas bien ¿no crees? Después me hicieron supervisor general del área y ahora soy gerente de Calidad de la planta. 

Pilar: ¿cuántas personas tenías a tu cargo cuando comenzaste como supervisor? 

Peter: Mmmm, deja recuerdo. Cuando era supervisor de línea eran como 12 personas y como supervisor general tenía a mi cargo alrededor de 80 personas, claro que tenía mis supervisores y jefes de línea para apoyarme en la administración de la gente. 

Pilar: ¿cómo ha sido tu relación con la gente? 

Peter: Pues buena, pero si me he dado cuenta de que a medida que subes en la jerarquía la gente te critica más, tu trabajo, hasta tu personalidad. Toman las cosas personales. No logro entender por qué cuando era supervisor de línea sentía a la gente más proactiva, hasta nos llevábamos bien ellos y yo. 

Pilar: ¿cómo era tu liderazgo con ellos? 

Peter: Pues yo diría que igual que como soy ahora. yo no he cambiado Pilar, creo que son más las envidias o la mala fe de la gente que también está en posiciones más altas. Mira, yo siempre he sido disciplinado, así me educaron, no está en mí tratar mal a la gente. Si fuera así, no hubiera escalado en esta compañía. Pero he combinado siempre la disciplina con establecer procesos claros que permitan lograr la calidad que nos piden. y tengo que decirlo, pero si no fuera por los procesos que implementé desde que era supervisor general, esta planta no estaría como está. 

Pilar: Es interesante esto que me dices, por un lado lo que comentas de las envidias a medida que subes en la jerarquía –algo que me ha pasado a mí también-, por otro lado, el establecimiento de procesos que han mejorado los indicadores de la planta.

 Peter: ¡Así es! 

Pilar: Profundicemos un poco en estas dos cosas Peter. Primero, cuando hablas de mala fe de la gente, dame un ejemplo por favor. 

Peter: Mira, ya tenemos como 6 meses tratando de implementar un nuevo sistema de calidad en unas de las áreas de la planta en donde no logramos corregir un defecto. Estamos teniendo mucho re-trabajo y aunque entiendo que la gente de Producción se estrese por tanto rechazo del área de Calidad, ellos tienen que entender los estándares que tenemos, o sea ¿no los pongo yo verdad?, es ¡el cliente! En una junta de staf, el gerente de Producción insinuó que la gente estaba muy estresada por los procesos de revisión de Calidad y que eso influía en la forma de trabajo. ¿Cómo se le ocurre decir eso? ¿No debería él tomar sesiones de Coaching para que sepa cómo motivar a su gente? Es muy fácil criticar a otros y no ver cómo somos nosotros los que influimos en las cosas. Consideré muy poderoso esto que dijo Peter y decidí construir las próximas sesiones de Coaching a partir de esto. 

Pilar: Aprovechando esto último que dijiste, me gustaría platicarte algo que aprendí hace unos años. De acuerdo a la neurociencia los seres humanos estamos básicamente diseñados para dos cosas: evitar la amenaza y buscar la recompensa. De estas dos, ¿cuál crees tú que es más poderosa? 

Peter: Evitar la amenaza 

Pilar: Exacto; y cuando logramos entender cómo es que nos volvemos amenaza para otros y cómo ellos se vuelven amenaza para nosotros comenzamos a entender una serie de comportamientos, en los demás y en nosotros mismos. 
Peter: Nunca había pensado en eso; suena interesante. Pero, ¿cómo se relaciona esto conmigo y con lo que se pretende lograr en estas sesiones? Continuará…




NOTAS RELACIONADAS