proconnect

POR Margarita Meraz

Revolucionaria de la moda y del mundo de la alta costura

Nació en el seno de una familia humilde, compartiendo su infancia con cuatro hermanos. Cuando tenía 12 años murió su madre a causa de bronquitis, su padre era un vendedor ambulante y decidió enviarla a un hospicio de Corrèze donde fue criada por monjas y aprendió a coser.

      A los 18 años abandonó el orfanato y empezó a trabajar en una mercería de Moulins, al mismo tiempo que actuaba en La Rotonde, un lugar de diversión para oficiales del ejército, donde cantaba temas como ko ko ri ko y Qui qu’a va Coco?, que era la historia de una muchacha que había perdido a su perro Coco. Ahí empezaron a llamarla Gabrielle Coco.

      A los 22 años se enamoró de un joven burgués llamado Étienne Balsan, con quien tuvo una relación de 6 años, él la sacó de la vida provinciana y la llevó a vivir en el lujo, el ocio y las fiestas. Todo esto era fascinante para ella, sin embargo Coco quería trabajar, por lo que habló con Étienne Balsan, su amante, para que le financiara la apertura de una sombrerería. Poco después huyó con el mejor amigo de Balsan a Paris pero debido a que él no tenía dinero y ella seguía con la firme idea de una sombrerería y casa de modas, decidió volver y pedírselo a Balsan. En 1914 compró en las Galerías Lafayette varias docenas de sombreros que ella misma arregló y luego vendió. Sus sombreros tuvieron un éxito tan inesperado que no dudo por un momento en lanzar su propia línea de moda. Consiguió la aceptación de sus clientas, muchas de las cuales eran amigas o antiguas amantes de Balsan.

       Con su éxito logró abrir su primera tienda en el número 31 de La Rue Cambon, en París y después otra tienda en la elegante Villa de Deauville, donde impuso modas entre la gente de clase alta, luego concretó la tercera tienda en Biarritz. Para después de la apertura de la tercera, Coco ya tenía 300 empleados. 

       En 1924 Coco Chanel firmó un acuerdo con la familia Werthimers por su agilidad para los negocios y el ilimitado financiamiento. Crearon Perfumes Chanel, dándoles el control de 70% de la compañía y gracias a ellos pudo lanzar su primer perfume Chanel No.5, utilizando ese número por ser su favorito.

          Terminada la Primera Guerra Mundial, Coco se instaló en París en el Hotel Ritz, su negocio no tardó en difundirse por todo el mundo gracias a la ayuda de periódicos y revistas. En 1929 con la caída de Wall Street tuvo que reducir la plantilla de su empresa de 4,000 trabajadores a 2,000. Los precios de los diseños exclusivos de Chanel bajaron drásticamente, pero todo eso no fue suficiente para levantar la firma. Empezó a trabajar con el productor de cine Samuel Goldwyn de  
Norteamérica, quien le ofreció vestir a las estrellas dentro y fuera de la pantalla, dos veces al año en Hollywood

         Para 1935 su lugar en la moda se vio amenazado, por lo que decidió dejar el cine y dedicarse a la transformación de sus productos. En 1939 con el inicio de la Segunda Guerra Mundial tuvo que cerrar casi todas sus tiendas, solo mantuvo abierta el número 31 en Rue Cambon en la capital parisina con perfumes y accesorios disponibles. Mientras sus socios estaban en el exilio, tuvo el control total de su compañía, hasta el fin de la guerra. Conoció entonces a un diplomático alemán Hans Gunther von Dincklage, que se convirtió pronto en su amante, en 1944 fue detenida al ser acusada de colaborar con el régimen nazi como espía. Después se exilió en Suiza, donde pasó muchos años retirada de la moda. Regresó a París en 1954 y aunque sus nuevos modelos no fueron bien aceptados, estos sí tuvieron aceptación en Estados Unidos y en Reino Unido, donde se forjó nuevos clientes. Fue entonces cuando la revista Vogue la definió como la gran revolucionaria y una rebelde solitaria de la moda.

       En 1950 empezó a trabajar con el orfebre Robert Gossens, con quien produjo una serie de joyas, prendedores colgantes y trenzados de plata. Robert seguiría trabajando con Casa Chanel aún después de la muerte de Coco. Por otro lado Coco también colaboró con el fabricante de perfumes Henri Robert con quien diseñó reconocidas fragancias como Pour Monsieur la primera fragancia para hombres, Chanel No.19, celebrando la fecha de su cumpleaños y Cristalle Eau de Toilette.

       En 1957 recibió el premio Neiman Marcus Fashion Award en reconocimiento a la diseñadora más influyente del siglo; para 1959 fue nombrada miembro del Museo de Arte Moderno de Nueva York. Su estilo comenzó a recobrar fuerzas en todo el mundo incluyendo nuevamente el uso de su marca por celebridades dentro y fuera del cine. En 1986 Casa Chanel cerró un trato con fabricantes de relojes y en 1987 el primer reloj Chanel hizo su debut.

        Coco Chanel murió en París en 1971, a la edad de 87 años a consecuencia de un ataque cardiaco. Sus restos fueron trasladados a Suiza. Actualmente la riqueza de Casa Chanel sigue estando en manos de la familia Wertheimer, con una fortuna de 14,000 millones de euros.




NOTAS RELACIONADAS