prolife

POR PRO Magazine Chihuahua

Hoy en día se vive una dinámica familiar muy distinta a la que se vivía años atrás, se observan padres de familia preocupados por brindarles lo mejor a sus hijos, tanto papá como mamá, esta es la...

OHANA Formación Creativa 

Hoy en día se vive una dinámica familiar muy distinta a la que se vivía años atrás, se observan padres de familia preocupados por brindarles lo mejor a sus hijos, tanto papá como mamá, esta es la principal razón por la que a diario salen de sus hogares a buscar el sustento. Como consecuencia se pueden observar en las escuelas o en las calles niños que se caracterizan por ser individuos apáticos, individualistas, demandantes, buscando siempre lo más fácil, lo más cómodo, lo intrascendente, es decir, es una generación que persigue el menor esfuerzo posible y no acepta imposiciones. 


       Lo anterior es resultado de que se está utilizando un método de disciplina obsoleto, se quiere educar a los hijos de una manera para un mundo que ya no existe, educando bajo normas y reglas añosas. Suena familiar la frase: ¨En mis tiempos, cuando yo era joven, que esperanzas que les hablara así a mis padres¨ la obsolescencia es consecuencia de no actualizarse, se actúa de la misma forma esperando resultados diferentes. ¨Así como me educaron a mí, voy a educar a mis hijos¨ no se puede educar a los hijos como lo hicieron tus padres contigo. 

       Educar va más allá del simple cuidado de los hijos; día a día se está viviendo una necesidad de cambio, hay que romper los viejos modelos y actualizarnos bajo nuevos paradigmas de educación. Para criar hijos más humanos, educados en valores, es necesario darle el valor a la familia y su vocación de amor, aceptar los desaciertos de la vieja escuela que dejaron nuestros padres e interrogarse con las siguientes preguntas ¿Estoy educando bien a mis hijos? ¿Qué tanto influyo en mis hijos? ¿Soy un buen padre o una buena madre? Para así lograr acortar distancias mediante una comunicación afectiva, mejorar la convivencia cotidiana en el hogar y hacer de los hijos personas felices, autónomas y competentes. 

       Actualmente se debe erradicar el problema de raíz, cambiar el paradigma que tienen los padres y madres de familia sobre la manera de educar a los hijos, intentar con técnicas novedosas sobre la enseñanza y la implementación de valores.  ¿Cómo evitar que los niños y adolescentes molesten y golpeen a sus compañeros de escuela? Si dentro del hogar los padres enseñan que tienen que ser los mejores en todo, que tienen que competir con sus compañeros, que el individualismo es la felicidad y la realización como persona. ¿Cómo evitar la deserción escolar? Si en el hogar se inculca que el estudiar tiene como finalidad conseguir el mejor puesto de trabajo, inculcan el valor del dinero, de tener siempre lo mejor, del consumismo, del no conformarse con nada. 

       Por lo anterior, El Centro de Formación Creativa OHANA, en la ciudad de Chihuahua capital, cuenta con personas profesionales para guiar a los padres de familia en su compleja labor de educar, guiarlos a que rompan con esas viejas escuelas dejadas por generaciones anteriores, que cambien de método, si el que están utilizando no les funciona, que le devuelvan el valor a los valores y tengan el interés de dejárselos a las nuevas generaciones y formar hijos activos, con aspiraciones, con moderación y un sentido de valor por la vida. La única manera de sobrevivir a un mundo golpeado por el cambio es a través de la creación y la innovación. La creatividad sugiere: Renovarse. 

¨Papá y mamá, no te preocupes si tus hijos no te escuchan, te observan a cada momento¨. 




NOTAS RELACIONADAS