prolife

POR ANA MARÍA PÉREZ

¿Qué opinarías si supieras que un delito se comete seguido en prácticamente todos los lugares que transitas en tu vida diaria?

 Es difícil de creer que algo tan grave no sea evidente, sin embargo, es una realidad que vivimos en el mundo. El abuso sexual es un tema cada vez más controversial y con mayor cobertura en medios de todo el mundo.  Aquí mencionamos información relevante sobre el acoso sexual y su presencia en el país.

El acoso sexual no siempre es físico; hay diferentes tipos pero principalmente se divide en tres: leve, grave y muy grave. El primero representa los chistes morbosos o de contenido sexual, con piropos, comentarios o insinuaciones sexuales. Grave es cuando se involucran roces, abrazos, miradas o gestos sugestivos, ¨toqueteos¨, acorralamiento o incluso besos no deseados. Finalmente, muy grave se refiere a las ¨presiones¨ tanto físicas como psíquicas para obtener actos sexuales, independiente de que haya o no contacto físico.

El acoso sexual no reconoce género; aunque afecta principalmente a mujeres también afecta a hombres. De acuerdo a cifras del Instituto Nacional de Mujeres, 15% de las denuncias por el delito de acoso sexual en el lugar de trabajo corresponde a hombres. Sin embargo se cree que el número es mucho mayor ya que muchos prefieren no hacer la denuncia por ¨vergüenza¨.

No distingue color, lugar, ni nivel socioeconómico: ¨En lo que respecta a México .....los niveles de acoso son muy altos. Son alrededor de entre ocho y nueve mujeres de cada 10, dependiendo de la ciudad.¨; ¨Existe un privilegio sexual masculino masivo... especialmente en el sur de Asia¨; ¨Existe el derecho y el sentimiento de 'siempre lo hemos hecho' y el acoso sexual no está mal.¨; ¨En Nigeria, las tasas de matrimonio infantil son superiores al 43%...y seis de cada 10 menores de 18 años han experimentado alguna forma de violencia física, emocional y sexual¨ -frases recopiladas de un artículo de CNN ESPAÑOL.  

 

El acoso sexual es el pan de cada día; el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Publica notificó que en 2016 se registraron 29 mil 725 averiguaciones e investigaciones por delitos sexuales, las cuales se dividen así:

 

En 2016 cada 24 horas se denunciaron 81 casos de violencia sexual, lo que es entre 3 y 4 violaciones o acoso sexual por hora. Del 2015 al 2016 hubo un incremento de 27 mil a 30 mil denuncias de posibles delitos sexuales. En el primer bimestre del 2017 se registró un aumento del 8.2% (cuatro mil 395 contra cuatro mil 62 casos del primer bimestre del 2016). Estas cifras corresponden únicamente a los casos reportados.

El INEGI estima que cerca del 95% de los casos de acoso sexual ni siquiera son denunciados. Baja California, Chihuahua, BCS y Morelos son los estados con la mayor incidencia y predomina la impunidad. Pongamos un alto, dejemos de reírnos y empecemos a actuar. Las cifras son alarmantes, pero aún peor es nuestro papel en permitir que sigan creciendo. La mejor estrategia de defensa es la educación y concientización.




NOTAS RELACIONADAS