prolife

POR Mónica Pinoncely Esquer

Vino Fortificado

Conocemos bastante sobre vinos como el blanco, rosado, tinto y espumoso, pero existen otro tipo de vinos conocidos como fortificados dentro de los cuales está el Oporto.
      Estos vinos nacieron en los siglos XVI y XVII, debido a que se buscaba cómo conservar fácilmente los vinos que llevaban de una ciudad a otra, o incluso de un país a otro teniendo que atravesar el océano. Descubrieron que, adicionando algún alcohol como el aguardiente o brandy, el vino se estabilizaba logrando que resistiera las variantes temperaturas y humedades del largo trayecto (ya sea vía terrestre o marítimo) que se requerían hacer en aquella época. Uno de los principales países productores de este tipo de vinos es Portugal.

1 Proceso de elaboración
Comenzamos con la recolección de las uvas que son llevadas inmediatamente a la bodega donde se procesarán. Al recibirlas se hace una selección manual para pasar al despalillado y estrujado, donde retiramos el raspón (toda la estructura del racimo) y reventaremos las uvas ligeramente.
     Esto lo pasamos a un tanque donde comenzará el proceso de maceración (tiempo en que el jugo está en contacto con las pieles y semillas para extraer taninos, aromas y color) al igual que la fermentación (las levaduras transforman el azúcar en alcohol).
     Cuando cerca de la mitad del azúcar natural del jugo ha sido transformado en alcohol, se procede a la adición de brandy o algún otro destilado (alcohol vínico), proceso conocido como “de encabezado” con la finalidad de aumentar rápidamente el contenido alcohólico deteniendo así a las levaduras y la fermentación obteniendo un vino dulce con alto contenido alcohólico. Para finalizar, el oporto, pasará por un proceso de maduración en barrica dependiendo del estilo de oporto que se desea elaborar.

2.- Consumo y maridaje

Este tipo de vinos fortificados se recomiendan como aperitivo o digestivo en una comida, así como para acompañar postres, trufas, chocolate amargo o quesos fuertes. Se consume a temperatura ambiente en copas parecidas a las del cognac pero más pequeñas.
Te invito a que lo pruebes, puedes encontrarlos blancos que serán más ligeros y afrutados, o bien tintos con mucho más cuerpo. Disfruta y ¡salud! 




NOTAS RELACIONADAS