probusiness

POR Oscar Herrera

En medio del desastre político que tuvimos al inicio del año; por el poco inteligente gasolinazo que orquestó el gobierno federal, y que pésimamente explicó y defendió nuestro presidente Enrique Peña...

En medio del desastre político que tuvimos al inicio del año; por el poco inteligente gasolinazo que orquestó el gobierno federal, y que pésimamente explicó y defendió nuestro presidente Enrique Peña Nieto, un amable lector, llamado Salvador Ruiz, me hizo llegar por medio de redes sociales, algunos puntos que creo que aportan al debate y análisis que vivimos.

Les comento algunos de los puntos que más se han hablado en estas fechas:

Dice Salvador Ruíz:
“Esto ya es una REVOLUCIÓN y no hay marcha atrás, las exigencias del pueblo son las siguientes… Fuera del poder Enrique Peña Nieto y todo su gabinete”.

Mi comentario:
Creo que la mayor parte de la sociedad estaría de acuerdo en su salida, pero no considero que nos alcance para tanto. Tampoco me parece que sea lo más conveniente, pues las cosas aún pueden empeorar mucho, sobretodo si se inmiscuyeran el ejercito y los líderes mesiánicos. Ojalá el gobierno prestara atención a este amplio reclamo popular y se sensibilizara.


Dice Salvador Ruíz:
“El número de diputados y senadores se debe reducir a 3 representantes por estado…”.

Mi comentario:
Propongo que no sean tres, sino que siga siendo un número proporcional a la densidad poblacional, pero que sí nos quitemos de encima unos 200 o 300 legisladores. Y senadores igual, con un 50% de los actuales se puede hacer la chamba sin problemas.

Dice Salvador Ruíz:
“Solo debe de haber 3 partidos políticos, quien tenga propuestas o pensamientos diferentes que lo haga como independiente (ya estuvo bueno de que a quien no se le antoja trabajar se invente un nuevo partido)”.

Mi comentario:
Me gusta el número de tres. No creo que exista un mexicano, fuera de la clase política, que se oponga a esto. Sostengo que al 85% de los habitantes nos alcanza con tres, y que si el otro 15% se sentía muy representado por el PT, PANAL, PVEM, MC, y demás changarros familiares, pues que les invierta de su bolsillo, todo como eso.

Dice Salvador Ruíz:
“Se acabó la ´beca´ que se otorga a todos esos ex presidentes… si son inteligentes con todo lo que robaron o ganaron durante sus respectivos años en la política, basta y sobra para vivir (son innumerables las personas que trabajan toda la vida, como para que a ellos los sigamos manteniendo con vida de reyes)”.

Mi comentario:
Opino que los ex presidentes sí deben de contar con la seguridad militar necesaria por parte del Estado, por los riesgos que tomaron; creo que también podrían contar con una pensión a partir de una edad razonable, quizá los 70 años de edad. Hay algunos que concluyeron sumamente jóvenes, incluso antes de los 50 años de edad, como Salinas. Y los demás, en general antes de los 60, así que pueden trabajar y ser muy productivos, pues poseen los conocimientos, experiencia y contactos necesarios para ello. Tener asistentes, oficinas, mensajeros, viáticos y demás, para nada se justifica.

Dice Salvador Ruíz:
“Los sueldos mensuales de los servidores públicos serán: Presidente $100,000 pesos; Diputados y Senadores $60,000 pesos; Gobernadores $60,000 pesos; Presidentes Municipales $30,000 pesos; y con prestaciones de ley, ya basta de lujos… Al que no le guste se puede salir de su cargo. Existe gente preparada y dispuesta a servir a su pueblo por esos salarios”.

Mi comentario:
Juzgo que habría que tomar en cuenta muchos más criterios, pero sin duda es urgente regular el tema. No pueden seguir ganando lo que hoy perciben, no con el 85% de la sociedad empobrecida, muy empobrecida.

Amable lector, recuerde que aquí le proporcionamos una alternativa de análisis, extraer el valor agregado, le corresponde a usted.




NOTAS RELACIONADAS