probusiness

POR Jesús Abbud Yepiz

En una república –como la nuestra- la Ley es el Rey. Nuestra norma fundamental es la Constitución, establecida para regir jurídicamente al país, la cual fija los límites y define las relaciones entre...

      En una república –como la nuestra- la Ley es el Rey. Nuestra norma fundamental es la Constitución, establecida para regir jurídicamente al país, la cual fija los límites y define las relaciones entre los poderes de la federación (legislativo, ejecutivo y judicial) y entre los 3 órdenes diferenciados de gobierno (federal, estatal y municipal), es también, en resumidas cuentas, el pacto supremo de la sociedad mexicana en sus deberes y derechos, es decir que, como regla general, nada ni nadie debe de estar por encima de los intereses de ésta. No obstante, en la práctica es cumplida a conveniencia según sean los intereses particulares de quienes ostentan el poder público del país en todos sus niveles. 

     Para muestra no hay que ir muy lejos: la fracción IV del artículo 31 de nuestra Constitución establece la obligación de los mexicanos de contribuir para los gastos públicos del país, de la manera proporcional y equitativa que dispongan las Leyes. A su vez, el Código Fiscal de la Federación, indica la clasificación de estas contribuciones, dentro de las cuales la principal son los impuestos. Así mismo, el artículo 108 de este ordenamiento, establece que el delito de defraudación fiscal lo comete quien, con uso de engaños y aprovechamiento de errores, omita total o parcialmente el pago de alguna contribución u obtenga un beneficio indebido en perjuicio del fisco federal. La defraudación fiscal, desde el 2012 se castiga con cárcel. 

     En resumen, mexicano que esté en las condiciones jurídicas de contribuir al gasto público de nuestro país y no lo haga, pagara con cárcel porque, de acuerdo a la teoría de la república, su actuación va en contra de lo estipulado en la Constitución. 

     Ahora bien, ningún artículo es más importante que otro, sin embargo, ¿qué pasa cuando quienes tienen la responsabilidad de servir al país, en apego a los preceptos de la constitución, no lo hacen? 

     Solo por citar un ejemplo, el artículo 134, en su primer párrafo, establece que los recursos económicos de los Entes públicos se administraran eficiencia, eficacia, economía, transparencia y honradez para satisfacer los objetivos a los que estén destinados. 

      ¿Los funcionarios de los 3 órdenes de gobierno dan cabal cumplimiento a este artículo? y de no hacerlo, ¿son sancionados con la severidad de quien no contribuye a los gastos del país? (fracción IV artículo 31) Administrar con eficiencia es que las metas y los objetivos establecidos se logren con menos recursos, o bien, alcanzar mayores metas y objetivos con los mismos fondos. 

     Administrar con eficacia es que la disposición de recursos económicos que hagan los gobiernos permita que los objetivos y las metas se cumplan en tiempo y forma. Administrar con economía es que los Entes aseguren que la adquisición de bienes, servicios y obra pública, garantice las mejores condiciones disponibles en el mercado.

     Administrar con Transparencia es que la información sobre la administración de los recursos económicos, tanto en su origen, destino y aplicación, sea clara, oportuna, veraz, verificable, completa y suficiente para la sociedad como principal interesado. 

    Administrar con Honradez es que los recursos públicos se administren bajo principios de justicia, legalidad y rectitud. En pocas palabras, utilizar los recursos para el beneficio colectivo y, bajo ninguna circunstancia, para el beneficio personal o el de unos cuantos. 

¿Cumplen? Usted, estimado lector, haga las cuentas. 

     En México hay cientos de casos de ciudadanos que han ido a la cárcel por defraudar al fisco, en incumplimiento a su obligación constitucional de contribuir a los gastos del país. ¿Cuántos servidores públicos (presidentes de la República, Gobernadores, presidentes Municipales, Regidores, Diputados, Senadores, Servidores públicos de segundo nivel, etc.), han sido sancionados por incumplir sus obligaciones constitucionales? 

La verdad desde mi ignorancia.




NOTAS RELACIONADAS