probusiness

POR Jesús Abbud Yepiz

En política las formas son fondo..

Situación que evidentemente la diputada del Partido Revolucionario Institucional (PRI) del Congreso del Estado de Jalisco, María del Refugio Ruíz Moreno, no entiende, ya que, en una entrevista de radio, aseguró que si le bajan el sueldo ¨va a tener que robar¨. Cabe mencionar que la servidora pública gana más de cien mil pesos mensuales. Esta situación además de nauseabunda es un síntoma muy claro de la enfermedad que vive el sistema político mexicano y que, lamentablemente, el Presidente electo de nuestro país, Andrés Manuel López Obrador, no podrá cambiar debido a las dimensiones del sistema y a un estatus quo no solo de sus prácticas sino de la cultura de ilegalidad en la que México ha transitado a lo largo de su historia desde la colonización de los españoles.

 

No cabe duda que a la diputada María del Refugio la traicionó el subconsciente, porque debemos de reconocer que, en la mente de muchos, pero de verdad, muchos mexicanos, ser honesto es sinónimo de imbecilidad. Ser recto trae como consecuencia la imposibilidad de otorgarle a tu familia y a ti mismo la oportunidad de llevar una mejor calidad de vida. Todo esto no es consecuencia de la genética sino yace en la oportunidad de serlo (corrupto) y de no sufrir las consecuencias, en pocas palabras: ausencia de Estado de Derecho.

 

Las frases favoritas de muchos de los políticos de antaño no han perdido vigencia a pesar de los avances institucionales que supondrían un desanimo para quienes piensan cometer actos de corrupción: ¨político pobre es un pobre político¨, ¨el que no transa, no avanza¨, ¨a río revuelto, ganancia de pescadores¨ y ¨los fines justifican los medios¨, entre muchas otras.

 

Vigilemos y denunciemos, en su caso, a aquellos quienes juraron servirnos y en realidad nos traicionan.

 

La verdad desde mi ignorancia.




NOTAS RELACIONADAS