probusiness

POR PRO Magazine Chihuahua

¿QUÉ IMPLICA, QUÉ TECNOLOGÍAS ABARCA Y CÓMO PODEMOS APROVECHARLA PARA QUE NUESTROS NEGOCIOS CREZCAN? La primera Revolución Industrial se llevó a cabo en el siglo xVIII, en Inglaterra, y representó un...

Adriana Lozano

¿QUÉ IMPLICA, QUÉ TECNOLOGÍAS ABARCA Y CÓMO PODEMOS APROVECHARLA PARA QUE NUESTROS NEGOCIOS CREZCAN?

La primera Revolución Industrial se llevó a cabo en el siglo xVIII, en Inglaterra, y representó un cambio radical en la producción de trabajo, haciéndola más rápida gracias a la máquina de vapor. La segunda en el siglo xIx, época en la que se desarrolló la industria química, eléctrica, de petróleo y de acero. La tercera en el siglo xx, que con ayuda de la electrónica y la Tecnología de la Información (TI) automatizó la producción y transformó la manera en la que las personas interactúan entre sí. Ahora, en el siglo xxI estamos, según numerosos especialistas y analistas, en los inicios de la cuarta revolución industrial, conocida también como Industria 4.0.

¿Qué significa? Según Klaus Schwab, fundador del Foro Económico Mundial, las revoluciones industriales anteriores liberaron a la humanidad del poder animal, hicieron posible la producción en masa y acercaron la conectividad y las capacidades digitales a miles de millones de personas alrededor del mundo. Sin embargo, la que está iniciándose actualmente se caracteriza por el uso de una serie de nuevas tecnologías que fusionan el mundo físico, digital y biológico. Las consecuencias de estas transformaciones impactarán a todas las disciplinas, economías e industrias. Es importante, por lo tanto, que estemos preparados y listos para adaptarnos a ella. 

De esta nueva revolución hay dos herramientas que pueden beneficiar a las empresas y a los emprendedores: el Internet de las Cosas (IoT) y la periferia inteligente (Intelligent Edge). El primer concepto lo define Hewlett Packard Enterprise (HPE) como “el amplio y creciente conjunto de dispositivos digitales, que actualmente son miles de millones, que operan a través de redes de escala potencialmente global. A diferencia del Internet normal (de la gente), el IoT se compone solo de sensores inteligentes y otros dispositivos”. Conecta datos, personas y procesos a través de tecnologías y servicios flexibles para que instituciones o empresas de todo tipo tomen decisiones más informadas y acertadas. 

De la mano de IoT, sin embargo, debe ir una plataforma inteligente que transforme toda la información que se está recopilando constantemente a través de cualquier dispositivo conectado a la red, en datos que fortalezcan la producción y el funcionamiento de una empresa. Aquí es donde productos como Intelligent Edge de hPE entran en escena, ya que permiten a las organizaciones gestionar y supervisar operaciones a distancia, tomar decisiones en tiempo real, estar al pendiente de las actividades de la empresa que se encuentran en lugares remotos, y alimentar con información de manera constante distintas aplicaciones y almacenes de datos. 
Juntos tienen el potencial de transformar la operación de una compañía por completo, ya que dan las armas necesarias para competir en un mercado cambiante, en el que las ideas deben transformarse en productos tangibles de manera rápida y las decisiones deben tomarse al momento.

 




NOTAS RELACIONADAS