probusiness

POR Jesús Abbud Yepiz

  Estimado lector, si estuviese en sus manos decidir, en las escenas que se describen a continuación, ¿Qué haría usted?:  

   Es el conductor de un tren rápido y los frenos han dejado de funcionar. Ante esto, se enfrenta, de manera inesperada, a la enorme disyuntiva de seguir su camino y chocar de manera frontal y mortal contra 5 trabajadores que se encuentran reparando el camino o bien, cambiar de riel y golpear, de manera letal, contra un solo trabajador. ¿Cuál sería su decisión?

 

    Quizá para la mayoría de nosotros la respuesta sea sencilla y hayamos elegido optar por cambiar de carril: intercambiar la vida de un ser humano por la de cinco. Esto representaría menos familias sufriendo una dura pena por la pérdida de un ser amado, quizá menos hijos huérfanos, menos caos mediático y un largo etcétera. El deceso de por lo menos una persona era inevitable.

 

    Ahora bien, imagine que se encuentra en la misma escena pero ahora usted no es la persona que va manejando el tren rápido. Usted es ahora un espectador de la escena dantesca que va caminando por el puente que pasa por encima de las vías. Cerca de usted, asomándose por el puente, está unapersona de físico robusto, casi a punto de caer. 

 

    Usted tiene en ese momento la posibilidad de decidir empujar a este hombre que se asoma por el puente para que caiga sobre las vías del tren y que esté, a su vez, lo atropelle y desvíe, dentro de lo posible, su camino fuera del alcance los 5 hombres que trabajan en las vías. ¿Empujaría usted al hombre para salvar cinco vidas? ¿Qué pasó ahora con el principio utilizado en el primer ejemplo de conservar 5 vidas a costa de una?

 

    Muchos –Tod@s- podrán concluir que hay mucha diferencia entre una situación y la otra. La primera representa una circunstancia involuntaria y la segunda es totalmente lo contrario, sin embargo, en ambos casos cada decisión tomada representa la muerte de una persona o de cinco, según sea la opción elegida. ¿Qué sería lo justo en cada una de estas situaciones? ¿Qué respuesta nos darían los familiares de cada una de los personajes involucrados en este ejemplo? ¿Qué criterio o concepto sobre “justicia” tenemos en cada momento o circunstancia que vivimos en nuestras vidas?

 

    En el primer ejemplo la mayoría de las respuestas –de salvar a cinco personas sacrificando a una- se basa en un razonamiento moral basado en las consecuencias que arroja la circunstancia. En el segundo, el razonamiento moral se basa en categorías que involucran derechos y obligaciones como personas que van más allá de las consecuencias finales que su pudiesen presentar.  

 

   Bajo los escenarios presentados es difícil determinar lo que es justo y lo que no lo es ¿No creen? Es por ello que la impartición de Justicia es, quizá, una de las actividades más difíciles de realizar por parte de un Estado democrático que, legalmente, tiene monopolizada la determinación y ejecución de la misma por medio de “violencia” amparada en las Leyes y normas que lo rigen. Sin embargo, lo que para el sentido común no representa un acto de justicia, para el quehacer del derecho sí, y es que, más allá de asuntos políticos, la justicia tiene distintos significados dependiendo la perspectiva que se tenga y, sobre todo, la cercanía o empatía con algún caso en particular. 

 

   La sociedad chihuahuense ha percibido la salida de prisión del Exalcalde del Municipio de Chihuahua como un hecho “injusto”, luego de que el juez de Control dispensó la lectura de sentencia que emitió el domingo 22 de octubre en la causa penal 727/2017 en su contra. El ex edil deberá de pagar la reparación del daño por 328 millones 689 mil 665 pesos, consistente en la devolución de los terrenos al patrimonio Estatal; una multa que asciende a los 435 mil 515 pesos y estará inhabilitado para obtener y ocupar cargos, comisiones o empleos de orden público durante tres años. 

 

    La percepción que tiene la mayoría de los chihuahuenses sobre esta resolución es que se realizó bajo criterios de negociaciones políticas y de influyentísimo, sobre todo cuando se hacen comparaciones con delitos menores de ciudadanos comunes como lo es robo de estéreos o, más polémico aun, sentencia severas para personas que roban alimentos para proveer a sus dependientes familiares. Para el Estado, es una resolución apegada a derecho y que deja el caso resuelto a favor del patrimonio estatal y de la procuración de justicia de la Entidad.

 

    La palabra Justicia, según la Real Academia Española, significa: principio moral que lleva a dar a cada uno lo que le corresponde o pertenece. ¿Qué le corresponde a quien comete actos de corrupción y lacera la vida de miles de personas de manera directa o indirecta? Usted, querido lector, haga las matemáticas. 

                                       

 

  La verdad desde mi ignorancia.




NOTAS RELACIONADAS