prolife

POR ANA MARÍA PÉREZ

Ahorrar dinero en una sociedad de consumo parece una tarea cada vez más inalcanzable.

A pesar de escuchar en diferentes ocasiones que la mejor forma de ahorrar es no gastar dinero que no tienes, el mundo te incita de una u otra forma a ¨invertir¨ en ti y en tu felicidad.

Los japoneses son conocidos por su inherente cultura de orden y trabajo, y ahora nos presentan una forma sencilla para segmentar y optimizar los gastos: el método kakeibo. En un inicio consistía en un libro de gastos, que era generalmente llevado por la mujer de la casa, para administrar eficientemente los recursos de la familia. Éste consiste en un análisis mensual para poder ver en dónde está habiendo un derrame económico:

  1. Empezando el mes se anota los ingresos y gastos fijos (sueldos, créditos, renta, etc.), con esa información verás con cuánto dinero cuentas para pasar el mes.

INGRESOS – GASTOS = $ DISPONIBLE

Ahora lo que sigue es hacer una predicción de ahorro, es decir, definir cuánto dinero deseas ahorrar y hacer un compromiso de gastar de manera que puedas lograr esa predicción.

  1. La siguiente parte consiste en llevar un registro diario de tus gastos y segmentarlos en una de las siguientes cuatro categorías terminando cada semana:

Gastos Básicos/Supervivencia: comida, transporte, medicinas, y otros gastos esenciales para vivir.

Ocio: salidas a comer, drinks, compras, cigarros, etc.

Cultura: visitas a museos o galerías, idas al cine, música.

Extra: cosas fuera de lo ordinario como reparaciones, regalos, viajes.

  1.  Al final de cada semana, hay un cuadro de reflexión alienta a los ahorradores a verificar si van por buen camino para alcanzar su objetivo. Éste ayuda a visualizar a dónde va el dinero y permite hacer cambios.
  2. Finalmente, pero no menos importante, se hacen cuatro preguntas básicas para reflexionar: ¿Cuánto dinero tengo?, ¿Cuánto dinero me gustaría ahorrar?, ¿Cuánto gasto realmente?, ¿Cómo puedo mejorar eso?

Aunque anotar cada gasto (sin excepciones) puede sonar como una tarea tediosa, dentro de unos cuantos meses serás más consciente de dónde se están yendo tus ingresos y serás más inteligente en tu forma de gastar. Haz uso del kakeibo, aprovecha las diferentes plantillas que puedes bajar de internet o utiliza una app desde tu smatphone; tienes poco que perder y mucho que ganar.

 




NOTAS RELACIONADAS