prolife

POR PRO Magazine Chihuahua

Hoy en día el mundo digital ha cambiado vertiginosamente la manera en la que llevamos nuestra vida, desde que iniciamos el día con un despertador, que también es teléfono, agenda, cámara, noticiero etc., hasta el cómo realizamos consultas en internet de cualquier tema, inclusive en temas de salud, amor, dinero y más.

En el tema educativo, no es la excepción, el cambio también llego, y llego para generar cambios positivos. En definitiva, vivimos en una nueva economía, la ¨economía digital¨. Dimos un tremendo salto de lo tradicional a la era de la información rápida, y hasta móvil, mediante el uso del smartphone.

En ocasiones la información que encontramos en todos los medios tecnológicos no es la información correcta o bien no le damos ni el uso, ni el análisis adecuado para que nos apoye en la toma de decisiones diarias. Eso mismo pasa en el tema educativo: como experta en el área docente por varios años, me ha tocado vivir de primera mano la evolución de la educación en la ¨era de la inteligencia¨. El utilizar la tecnología para acceder a más información para realizar tareas, no siempre resulta la más confiable, pero si la más rápida; esta también permite tener un acercamiento directo y masivo con los alumnos.

Hasta el momento, ha sido un reto lograr implementar las tecnológicas en todas las áreas educativas. La preparación de las clases en esta nueva época se ha convertido en un reto, el simple hecho de iniciar la batalla contra un smartphone en el aula ya es complicado. Todos estos cambios impulsan a la educación a mantenerse en mejora continua, vivir en tendencia para lograr la conexión con el alumno, para juntos involucrarse y complementarse logrando el principal objetivo de la educación. Es fundamental crear un ambiente optimo que genere las herramientas necesarias para el mundo competitivo en que los futuros egresados se desenvolverán, conociendo y aplicando la tecnología, para tener rápido acceso a la información de una manera eficaz y eficiente.

Actualmente la tecnología se ha convertido en fundamental para la toma de decisiones basada en un análisis previo, y con ello brinda la posibilidad de estar preparado para vivir en la era de la inteligencia.

¿Qué nos espera? Nos espera una educación que evoluciona constantemente, que crece de manera acelerada, es aquí en donde docentes como alumnos, deben de vivir al día informados y actualizados.

 El trabajo ya no es solo de un lado, si no va de la mano con la información digital, y corre en una autopista en donde de ambas partes van y vienen. El trabajo en equipo, la correcta utilización de la información mediante el análisis y el discernimiento deben apoyar a tomar decisiones claras y fundamentadas.

Así que, sea bienvenida la tecnología a las aulas, es momento de subirnos al tren de los datos digitales, en donde docentes y alumnos, debemos estar dispuestos a enfrentarnos con los nuevos cambios tecnológicos y con el exceso de información y contenido que existe cada vez más en las plataformas digitales. Preparemos a los maestros y a los alumnos para que se enfrenten a estos cambios con una mente abierta y que tengan la capacidad de enfrentarse con un mundo constantemente cambiante.  

 

Nora Pérez Barrio

 




NOTAS RELACIONADAS