probusiness

POR Ulises Elías

La innovación está tocando todas las industrias, y la disrupción llegará a todas ellas tarde o temprano.

 Esto significa que los dueños de negocios, accionistas y directivos deben estar atentos y monitoreando todos los cambios y avances que están sucediendo en el entorno, aún y cuando sean mínimos los avances que puedan llegar a notar.

El sector de los alimentos ha sido un sector que ha venido innovando fuertemente en sus procesos, donde los ingredientes existentes se han mantenido a lo largo de los años, simplemente ha sufrido innovaciones incrementales mejorando sus fórmulas, empaques, transporte, periodo de duración en anaquel, forma de venta y más. Sin embargo, la innovación en la creación de nuevos ingredientes claves ha sido poca. Por ejemplo, en el caso del pollo, la carne y los mariscos, prácticamente se ha mejorado fuertemente en la forma de alimentar y producir aves de corral, ganado y pesca.

Hasta recientemente estamos siendo testigos de una nueva generación de emprendedores que le están apostando a generar carne de pollo, res y mariscos sin la necesidad de llevar a cabo la crianza de dichos animales, mediante biotecnología para generar lo que hoy se llama carne de laboratorio. Ésta consiste en utilizar sofisticadas tecnologías biológicas para la reproducción de células animales que conforman el tejido muscular de los animales. Así con solo extraer las mejores células de los animales, pueden reproducirse en laboratorio para crear grandes cantidades de tejido muscular que conforman la carne.

Compañías (startups) tecnológicas de reciente creación, que ni siquiera eran parte del sector agroindustrial, en alianza con grandes inversionistas le están apostando a esta generación de alimentos cosechados en laboratorio para nutrir a la creciente población mundial, y abriendo posibilidades para que los veganos -que inicialmente están en desacuerdo por el sacrificio de animales - tengan una opción de comer carne sin llevar a cabo la matanza del animal. Otra tendencia es el desarrollo de carne proveniente de plantas tal como son las compañías Beyond Meat (que recibió ya inversión de Tyson Foods) por más de 50 millones de dólares) y recientemente Hampton Creek que produce plantas con sabor a huevo.

Otras compañías en la jugada son Memphis Meat, en la que los multimillonarios e influenciadores Bill Gates y Richard Brandson invirtieron; Perfect Day (que produce leche de vaca sin ordeñar vacas). Sweet Earth Foods que produce jamón de plantas, fue adquirida por Nestlé, y grandes cadenas de restaurantes están integrando en sus menús este tipo de alimentos. Estamos presenciando una explosión de nuevas compañías que están apostándole a este tipo de alimentos.

Puede parecer de entrada no apetecible el hecho de pensar que estaríamos comiendo carne elaborada en laboratorio, pero la pregunta es qué alimentos hoy en día no llevan a cabo un proceso de laboratorio. Casi todos los alimentos actualmente contienen ingredientes que pudieron ser elaborados de forma artificial. Así que es posible que dentro de muy poco veamos en los refrigeradores de los supermercados la sección de carnes elaboradas en laboratorios, así como los ocupan hoy en día los productos veganos y orgánicos.

 Es una tendencia que no se detendrá, y que al final de cuenta iremos aceptando, como hemos venido aceptando muchas otras cosas en el mundo.

 

¨Estamos siendo testigos de una nueva generación de emprendedores que le están apostando a generar carne de pollo, res y mariscos sin la necesidad de llevar a cabo la crianza de dichos animales, mediante biotecnología para generar lo que hoy se llama carne de laboratorio¨




NOTAS RELACIONADAS