prolife

POR NIRA YOGA

Entre los beneficios que ofrece la práctica, está el favorecer la circulación sanguínea, muy útil para las personas que pasan muchas horas sentadas o que sufren algún padecimiento causado por la retenc...

Entre los beneficios que ofrece la práctica, está el favorecer la circulación sanguínea, muy útil para las personas que pasan muchas horas sentadas o que sufren algún padecimiento causado por la retención de líquidos en miembros inferiores del cuerpo.

Los efectos de una mala circulación son notorios hasta que aparecen en forma de várices, hinchazón o piernas cansadas y pueden ser tratados con algo tan simple como esta rutina, basta con unos minutos al despertar y antes de dormir.

Por la mañana
Postura de la silla // Junta las plantas de tus pies, flexiona levemente las rodillas y eleva los brazos. Estira tu cuerpo y enfócate en fortalecer piernas.

Guerrero // Lleva una pierna hacia atrás y flexiona la rodilla del frente. Es importante que el peso de tu cuerpo se reparta entre ambas piernas. Trata de bajar tu cadera y mantener el equilibrio. Respira conscientemente dos minutos y cambia de lado.

Tip // Si tomas una ducha por la mañana termina con una dosis de agua fría, sobre todo en tus piernas.

Por la noche
Tener un ritual antes de dormir ayuda a soltar las actividades del día y a conciliar el sueño para que sea profundo y reparador. Integra la siguiente postura:

Piernas hacia arriba //  Además de despejar tu mente y descansar tu espalda, mantener las piernas arriba por lo menos 10 minutos ayuda a relajarte, mejora la circulación y alivia la hinchazón.

Tip // Puedes darte un masaje ligero mientras estás en esta posición con alguna crema o aceite, procurando ir de los pies hacia la cadera.




NOTAS RELACIONADAS