prolife

POR NIRA YOGA

3 tácticas derivadas del yoga

Practicar yoga puede convertirse en una puerta de entrada a la conversación interna; recuerdos, miedos y deseos que no te atreverías a contarle a nadie pueden fluir en una meditación o bien a mitad de una clase mientras escuchas tu respiración y aparece al fondo un pensamiento recurrente. Meditar, respirar y moverte en el tapete, impulsan tu crecimiento de adentro hacia afuera. Tener una mente en calma te ayudará a pensar con claridad, descubrir el potencial que llevas dentro y lo más interesante, el ímpetu para expresarlo.

¿DÓNDE ESTOY? Abrir la comunicación con esa fluctuación subjetiva brinda la posibilidad de descubrir qué es lo que realmente quieres, pero antes es necesario observar dónde te encuentras, cuáles son las circunstancias que te rodean y cómo interactúas con ellas. TÁCTICA 1 Medita por 3 minutos cada noche por 15 días y anota en una libreta a qué dedicaste tu tiempo ese día.

¿QUÉ QUIERO? Buscar lo que quieres y saber que puedes acercarte a ello es una combinación equilibrada entre imaginación, realismo y practicidad. El poder convertir ese deseo en realidad, requiere ser adecuado a la circunstancia que estás viviendo y al mismo tiempo transformar tu entorno. TÁCTICA 2 ¿Qué cosas te llevan al lugar/resultado que deseas? ¿Cuáles te alejan? ¿Cómo te gustaría que fueran tus días?

¿CÓMO ME ACERCO? Notarás que solo algunas cosas dependen de ti, vivimos en sociedad, nos relacionamos y somos interdependientes unos de otros. Saber qué quieres con claridad te brinda la oportunidad de comunicarlo asertivamente y acercarte lo más posible al resultado. TÁCTICA 3 Planea. Describe las posibilidades que tienes para cumplir tus objetivos, con acciones concretas que estén a tu alcance. Cuáles de ellas puedes hacer tu solo y cuáles puedes apoyarte de alguien más.

 




NOTAS RELACIONADAS