probusiness

POR PRO Magazine Chihuahua

Sé más ágil para adaptarte a los cambios por medio de equipos multifuncionales.

SINTEC CONSULTORÍA

Es fácil subestimar el avance del cambio. En todas las compañías existe la necesidad de optimizar los recursos y tomar decisiones a fin de prepararse para el futuro. Además, existe la inquietud de que estas decisiones sean adecuadas para el tipo de negocio y que sean acertadas a fin de superar los desafíos del mercado, con un margen de error reducido. Por si esto fuera poco, la unión de estos factores hace que todo suceda a gran velocidad, lo que pone en la agenda de las organizaciones un concepto que, aunque no es nuevo, se ha vuelto cada vez más necesario: la agilidad. Estos procesos de transformación exigen que las compañías dispongan de bases y criterios de gestión adecuados para adaptarse a los nuevos requerimientos con gran rapidez.

¿CÓMO AFRONTAR EL FUTURO? EQUIPOS MULTIFUNCIONALES Más complejidad en el entorno se traduce en más desafíos para las compañías. La agilidad brinda la capacidad de comprender los cambios y readaptar la propuesta de valor, a fin de continuar con la satisfacción de necesidades y la rentabilidad de la organización. La estructura de la compañía también debe experimentar cambios.

El concepto de agilidad empresarial debemos trasladarlo a todos los ámbitos de la organización, ser ágil implica desarrollar e implementar un modelo de gestión, comunicación y de toma de decisiones diferente; es decir, un cambio en la cultura.

Desarrollar un nuevo modelo de equipos de trabajo, tanto en la industria restaurantera como en muchas otras, es una de las rutas para resolver, de forma ágil, uno de los problemas más comunes del crecimiento: la falta de comunicación. Los grupos de trabajo que no interactúan pueden resultar en falta de productividad o, incluso, proyectos inconclusos.

Reconfigurar la estructura a equipos multifuncionales podría traer diversos beneficios a las compañías. En primer lugar, porque reúnen el talento de miembros de distintas áreas y de diversos niveles jerárquicos, en segundo porque son especialmente útiles para trabajar en proyectos, solucionar problemas o fijar objetivos que tendrán repercusiones en más de un área o en toda la empresa. Aunque esto no quiere decir que sean exclusivos para cuestiones estratégicas, pues también pueden atender asuntos relacionados con el trabajo cotidiano.

Aunque este tipo de equipos es difícil de gestionar, una correcta implementación de este modelo de trabajo permitirá contar con resultados tangibles, pues entre más áreas estén involucradas, se obtendrán mejores procesos y resultados.

EXPERIENCIA SINTEC: APLICACIÓN EN LA INDUSTRIA

El éxito de los equipos multifuncionales requiere de tres factores. El primero es el trabajo en la cultura de la organización, además de una sólida cultura de reconocimiento, tanto formal e informal, así como el impulso al trabajo colaborativo. En segundo lugar, el establecimiento de procesos claros y accesibles a todos los niveles, así cada persona hará lo que debe, no lo que cree que tiene qué hacer. Por último, instituir una oficina que gestione los proyectos y el avance de los equipos y que permita la integración de esfuerzos con el resto de la compañía.

Sin importar las dificultades que presente el entorno, la transformación en las organizaciones permite apalancar las fortalezas y optimizar los recursos para hacer frente a los desafíos. Aunque los equipos multifuncionales no son la única forma de agilizar el cambio, sí son una vía para hacer que los resultados sean constantes y duraderos en compañías de industrias marcadas por la complejidad.




NOTAS RELACIONADAS