prolife

POR Gloria Ortiz Vivó

¿Sabías que respiramos alrededor de 22,000 veces al día? Pues sí, pero muchas veces lo hacemos tan en automático, que no es de la manera adecuada puesto que solo utilizamos una capacidad mínima de los...

¿Sabías que respiramos alrededor de 22,000 veces al día? Pues sí, pero muchas veces lo hacemos tan en automático, que no es de la manera adecuada puesto que solo utilizamos una capacidad mínima de los pulmones, esto puede ocasionar efectos negativos en cuanto a tu salud se refiere. Respirar bien nos puede ayudar mucho físicamente evitando alergias, fatiga, estrés y disminuyendo el aumento de peso.

El problema: ansiedad
Cuando estás ansioso respiras hasta 15 veces por minuto. 

Solución: relaja el estómago
Cuando te sientas ansioso y tenso, respira profundo, relaja tu estómago y trata de dar 6 o 7 respiraciones profundas por minuto. Inhala por la nariz y exhala por la boca manteniendo el estómago relajado.

Problema: condiciones cardiacas
Respirar mejor puede elevar el ritmo cardiaco activando al mismo tiempo una respuesta de relajación en tu sistema nervioso.

Solución: respiración alternada
Siéntate con las piernas cruzadas y los ojos cerrados. Utiliza tu dedo pulgar para cerrar una fosa nasal e inhala profundamente por la otra por 6 segundos aprox. Intenta con el otro lado. Repite este ejercicio por aproximadamente dos minutos.

El problema: alergias
Cuando se trata de cambio de temporada, las alergias se presentan. Trata esta fácil técnica que te hará sentir mejor.

Solución: hummmm
Siéntate en una posición cómoda, inhala profundo y con la boca cerrada trata de pronunciar el hummmm mientras exhalas por la nariz, vas a sentir una ligera vibración en la nariz, pecho y cabeza. Repítelo por aproximadamente 10 min.

Problema: aumento de peso
Si has ganado algunos gramos últimamente puede que esté relacionado a algún aspecto emocional como el estrés. Éste acelera la conversión de calorías a grasa porque en esos momentos el cuerpo es más propenso a sufrir una descompensación y lo hace de modo preventivo. Si aprendes a controlar el estrés, te será más fácil controlar el peso. Concéntrate en disminuir la intensidad de tu respiración y reducirán las hormonas de estrés.

Solución: exhalación tipo beso
Trata de inhalar 4 segundos, detén tu respiración un momento y después exhala con tus labios juntos, como si mandaras un beso, durante 8 segundos. Otra solución también es inhalar por seis segundos y exhalar por el mismo tiempo con la boca abierta haciendo sonido de ahhh, como si trataras de empañar un vidrio sacando el aire desde el abdomen, después trata de hacer lo mismo con la boca cerrada.




NOTAS RELACIONADAS