proconnect

POR PRO Magazine Chihuahua

De la idea de clase al proyecto empresarial

Alumnos de Biotecnología del Tecnológico de Monterrey campus Chihuahua crearon Savefruit, un retardador de maduración de la fruta.

¿Cuántas veces nos ha pasado que debemos tirar a la basura frutas o verduras, que se echaron a perder dentro del refrigerador? Este problema también lo enfrenta la agroindustria, pero con consecuencias económicas mayores.

Ante esta problemática, Sofía Cabrera y Ricardo Valles, dos estudiantes de Biotecnología del campus Chihuahua, se dieron a la tarea de crear un retardador de maduración de la fruta llamado Savefruit.

Como ellos lo cuentan, se enfocaron en la problemática que enfrenta el estado de Chihuahua que, al ser productor de manzanas, es un mercado fértil para su idea emprendedora.

 “Encontramos la problemática aquí en el estado, con los productores de manzanas que usan la refrigeración y la atmosfera controladas, como método de conservación a la hora de especular un precio”, indicó Sofía.

Los jóvenes comentan que, al estar las manzanas en una cámara de refrigeración se pierden muchas propiedades organolépticas y nutricionales, además de que el consumo de energía es muy alto, provocando altas emociones de Co2.

“Por medio de la biotecnología lo que hicimos fue desarrollar un producto que permita retardar el proceso de maduración de las frutas”, comentó Sofía.

Savefruit, para la línea agroindustrial es un producto que se gasifica en la atmosfera controlada o en la refrigeración, que ayuda a retardar el proceso de maduración y a mantener las propiedades de la fruta.

 En un futuro, planean integrar el producto en los hogares para que los consumidores domésticos puedan conservar sus frutas por un tiempo mayor.

La parte de investigación la realizaron en el aula de clase y, hace un año y medio, obtuvieron la beca Nova Orión del Parque Tecnológico; durante el Biohack, organizado por el área de biotecnología del campus, pudieron perfeccionar su proyecto y recibir por la parte del equipo de emprendimiento.

“Ganamos una beca en la aceleradora de empresas del Parque Tecnológico, por 30 mil dólares por el 10 por ciento de nuestra empresa”, mencionó Ricardo.

Pero estos talentosos jóvenes fueron por más al ganar una inversión en la Innovaction Week organizada por el Gobierno del Estado de Chihuahua.

 “El programa era como un “Shark Tank”, donde participaron alrededor de 130 empresas de las cuales quedaron 20 y de esas solo 10 finalistas tuvimos la oportunidad de presentar a cinco inversionistas, de los cuales cuatro de ellos se vieron interesados en el proyecto”, puntualizó Sofía.

Cada uno de los inversionistas aportó 6 mil dólares por el dos por ciento de su empresa, por lo que obtuvieron un total de 24 mil dólares por el ocho por ciento de la empresa.

Con esto, Sofía y Ricardo tienen la oportunidad de entrar a un el programa de aceleración de empresas que, durante cinco meses, les dará asesoría y con la inversión obtenida podrán tener su primera línea de producción y salir a la venta.

El reto más grande de los estudiantes fue entrar al mundo de los negocios, ya que su área de formación es la científica y para materializar su idea tuvieron que aprender conceptos administrativos.

 “Nosotros como estudiantes de biotecnología manejamos la parte técnica de la investigación científica y tuvimos que pasar ciertos retos que normalmente ven en el área de negocios, lo bueno es que por parte del Tec y las becas que obtuvimos pudimos tener la asesoría necesaria”, mencionó Ricardo.

Ese fue el reto más grande, salir de la caja para poder materializar un proyecto de clases en un proyecto comercial, que los jóvenes ven a futuro con impacto internacional.




NOTAS RELACIONADAS