prolife

POR PRO Magazine Chihuahua

Una Realidad Adolescente

OHANA Formación Creativa 

Los Smartphone han venido a revolucionar la industria del mundo en todos los sentidos, han surgido nuevas formas de interactuar entre las personas. Dando hincapié a prácticas no tan sanas, como lo es el Sexting.


Sexting.- Enviar y recibir mensajes de naturaleza sexual; fotografías, videos de poses eróticas, cuerpos desnudos o semidesnudos, así como textos que hacen referencias al acto sexual.

En el plano más personal, antes nos comunicábamos por medio de cartas, llamadas y telegramas. Ahora, se utilizan mensajes de texto, videos y fotografías con diversas temáticas, incluida la sexual. Si queremos alertar y cuidar a nuestros hijos primero debemos nosotros como padres de familia conocer sobre el tema.

      El “sexting” es un fenómeno popular entre adolescentes de 10 a 17 años, se deriva de las palabras sex y texting que es el enviar y recibir mensajes de naturaleza sexual; como fotografías, videos de poses eróticas, cuerpos desnudos o semidesnudos o textos que hacen referencias al acto sexual. 

      Lo que ignoramos es que esto trae consigo graves daños psicológicos y sociales para el adolescente, ya que es una práctica de alto riesgo, cuando una imagen sale del móvil se pierde para siempre su control. No se sabe nunca quién, cuándo o dónde la pueden estar viendo. 

      Las aplicaciones principales en las que se puede dar este tipo de prácticas:  son Whatsapp, Snapchat, Instagram, Facebook y Ask. Algunas de las cuales, por el uso desmedido y sin supervisión de los padres o de un adulto, se puede vivir esta realidad entre los adolescentes.  

        El sexting es protagonizado en un índice más alto por las mujeres que por los hombres. El 90% de los adolescentes que se autograban desnudas o en poses eróticas, son mujeres y un índice muy alarmante aquí en México es que uno de cada 5 jóvenes lo practican.
Siendo las principales razones para hacer sexting el romance juvenil, coqueteo, lucimiento, impulsividad, la presión de los amigos, venganza, intimidación y el chantaje. 

       Las consecuencias que conlleva esta práctica son entre las más importantes el daño psicológico y social que se puede derivar de la exposición de alguna imagen, la distorsión de la sexualidad, acoso sexual e incluso puede llegar a manos de potenciales abusadores sexuales, explotadores sexuales, pornógrafos y pederastas.

        Para prevenir que tus hijos realicen esta práctica debes hacer hincapié en la privacidad, se recomienda que los padres de familia tengan conversaciones con sus hijos sobre la importancia de la privacidad, que va desde los datos personales hasta las fotografías íntimas.

        Así como el control y supervisión de los dispositivos móviles tales como: celular, laptops, tabletas, computadora, para evitar el exceso de influencia de páginas de contenido explícito. 

       Hablar abiertamente con los menores sobre mantenerse al margen del sexting, ya que aun cuando no sean ellos los que toman las fotografías, podrían llegar a sus manos una fotografía de un tercero, aconsejarles que lo mejor es abstenerse de reenviarlas y hacerles ver los riesgos que esta práctica conlleva.      

        En Ohana estamos preocupados por los adolescentes chihuahuenses y nos interesa informar a los papás de esta problemática que es relativamente nueva y está de moda entre los jóvenes, si la situación se está presentando con sus hijos, es recomendable acercarse a profesionales que los orienten para mejorar la comunicación familiar, el manejo de emociones en el adolescente, hacer conciencia del alcance de esta práctica y el buen desarrollo de la educación sexual por medio de un acompañamiento psicológico.




NOTAS RELACIONADAS