prolife

POR ANA MARÍA PÉREZ

Procrastinar es el mal de los millennials

Hacer una tarea el día antes de entregarla, pagar tus cuentas en la fecha límite, realizar cualquier actividad que no sea la que tienes que hacer; todos hemos pasado por situaciones como estas. Procrastinación, palabra altamente sonada entre jóvenes y jóvenes adultos; consiste en postergar o aplazar tareas o actividades importantes por hacer otras que resulten más placenteras, o inclusive irrelevantes. El término surge del latín pro, adelante, y crastinus, que refiere al futuro, y todos hemos sido víctimas de ello. Pero ¿por qué el mindset ha cambiado tanto y cómo se puede solucionar?

Procrastinar es el mal de los millennials, se vive por el aquí y el ahora; más que ser un mal hábito, es un reflejo de evasión de las responsabilidades y obligaciones que uno tiene. Para dejar todo esto a un lado hay un paso vital, pero difícil de ejecutar: empezar. Hay varios métodos para desarrollar una mente altamente productiva, el principal de ellos es seguir la norma under a minute (en menos de un minuto).

¿Cómo funciona? Es muy sencillo. Al momento de iniciar tu día enlista las tareas que tienes que realizar y ve cuántas de ellas toman menos tiempo en realizarse. De esta forma empezarás por ellas e irás quitando cosas de tu lista de pendientes, haciéndote sentir más productivo.

¿Y realmente funciona? Por supuesto, es tan efectivo que James Clear, autor enfocado en hábitos y toma de decisiones, habla sobre el micro-progress y su efectividad (método similar al under a minute) relacionándolo a las leyes de Newton: “Un objeto en reposo permanece en reposo o, si está en movimiento, permanece en movimiento a una velocidad constante, a menos que una fuerza externa neta actúe sobre él.” Dicho de otra forma, toda lista de tareas permanece estática hasta que nos impulsamos a comenzarlas, y si las dejamos (o postergamos hacerlas) permanecerán sin hacerse.

Conforme vivas tu día a día comienza a aplicarlo: ¿ves algo tirado y piensas en recogerlo más tarde? No hay mejor momento que el presente. ¿Tienes una tarea larga y tienes flojera de hacerla por todo el trabajo que implica? Empieza por crear un archivo, hacer una búsqueda genérica, o haciendo una lista de pendientes. La única forma de no saturarte de tareas es no dejar de hacerlas, no permitas que las cosas queden para el último momento. Es necesario entender que no conocemos qué pueda pasar/surgir el día de mañana.

 

 




NOTAS RELACIONADAS