probusiness

POR PRO Magazine Chihuahua

    Dentro de la escena creciente de startups de tecnología que se ha venido dando recientemente a nivel global, han surgido diversos modelos de creación de estas compañías: incubadoras, aceler...

 Ulises Elías 

  Dentro de la escena creciente de startups de tecnología que se ha venido dando recientemente a nivel global, han surgido diversos modelos de creación de estas compañías: incubadoras, aceleradoras, competencias, programas de emprendimiento en universidades, y programas de intraemprendimiento en corporativos. Cada uno de estos modelos o fuentes de startups han jugado un rol importante en evangelizar a nuevos emprendedores y generar la siguiente generación de compañías innovadoras. 

   Un modelo no tan reciente, pero de más bajo perfil son los famosos startup studio o venture builders. Este modelo consiste en integrar un equipo multidisciplinario de ingenieros, programadores, diseñadores, mercadólogos y de negocios que generan sus propias ideas, desarrollan soluciones y productos, y los comercializan directamente. Su objetivo es llevar su startup a un nivel que sea atractivo para posibles compradores como pueden ser los propios corporativos. Otra forma de describirlo es: "una startup que crea startups". 


   En algunos casos los mismos corporativos generan sus unidades de venture builders, que se encargan de generar soluciones a sus propias necesidades o problemáticas ya sea de proveeduría, proceso o comercialización, y en su caso fortaleciendo su portafolio de productos o expandiendo sus mercados. Estas unidades gozan de un gran nivel de independencia pero mantienen una interacción con la organización corporativa que les permite acceder directamente al conocimiento, infraestructura y red de contactos de la organización. De ahí que los procesos de desarrollo y ejecución se vuelven más rápidos. Los venture builders al crear varias empresas y posteriormente lanzarlas de forma independiente, les permite mantener parte de la propiedad de la empresa (a nivel de socio) que es donde generan su rentabilidad. 

    Los venture builders más exitosos son operativos e intervienen directamente en las startups que generan: buscan fondeo, buscan talento e integran equipos, diseñan modelos de negocios, crean prototipos, trabajan con equipos legales, utilizan metodologías ágiles (lean startup y customer development) y lanzan campañas de marketing efectivas durante las fases de pre-lanzamiento y post-lanzamiento con técnicas de Growth Hacking.Los equipos que los conforman son personas experimentadas que han creado startups de forma exitosa en el pasado. 

     La filosofía de venture builders es un movimiento en ascenso en la esfera de tecnología y startups, por lo que los estaremos viendo no solo en los Estados Unidos, sino también expandiéndose a los demás países, siendo México uno de estos.




NOTAS RELACIONADAS