prolife

POR NIRA YOGA

No es casualidad que en los últimos 100 años la práctica de yoga se haya extendido a lo largo y ancho del planeta. Más que una disciplina, una promesa de transformación o una moda, llega el momento de...

No es casualidad que en los últimos 100 años la práctica de yoga se haya extendido a lo largo y ancho del planeta. Más que una disciplina, una promesa de transformación o una moda, llega el momento de cuestionar nuestra existencia para replantear que este cuerpo sirve para mucho más que cargar la cabeza, reproducirnos o trabajar para vivir.

      A estas alturas en la historia, hemos probado el poder de la mente en lo individual, reconociendo también que somos parte de algo más grande y que para experimentar la vida contamos con el cuerpo, la mente y la consciencia suficiente para encontrar un propósito. Yoga va más allá de practicar ciertas posturas corporales, los maestros desde hace cientos de años proponen diferentes métodos para encauzar esa fuerza natural que nace desde el interior, misma que nos hace sufrir o nos llena de dicha y agradecimiento.

     Existen tratados enteros que ofrecen una descripción minuciosa de estos procesos. A modo de introducción podemos englobarlo en estos 3 ejercicios:

1) Respira conscientemente // Imagina cada respiración como un intercambio equilibrado con tu entorno, necesitas cada inhalación para tu existencia a cambio ofreces cada exhalación. Respira largo y profundo, corto y superficial, experimenta y siente sus efectos.

2) Medita // Toma tiempo para observar quién eres, cuáles son tus características, tus circunstancias, sin juzgar si son adecuadas, si podrían ser mejores o peores. Es una simple observación de ti mismo, como quien observa una imagen para conocer detalles.

3) Observa tu entorno // Recomendamos realizarlo en cualquier lugar público. Comienza por tomar consciencia de tu respiración, después de ti mismo, de la circunstancia, el lugar, las personas alrededor. Observa tu postura, los juicios y opiniones que lleguen, poco a poco, aléjate de esa imagen y regresa nuevamente a tu respiración.




NOTAS RELACIONADAS