prolife

POR Sergio Bailleres

Amables lectores, se presentó en sociedad el balón Telstar18, el esférico oficial de la Copa del Mundo de Rusia el próximo año.

Un elemento sobrio y elegante en tonos blancos y negros que contrasta con la luminosidad y el colorido de su antecesor, el Brazuca utilizado en Brasil 2014.

La tecnología integra un chip inteligente en el balón de 6 paneles que permitirán interacción con los aficionados y seguramente como auxiliar del arbitraje en lo que corresponde a jugadas polémicas.

El balón de la Copa del Mundo es una tradición que al aficionado ilusiona y a los coleccionistas motiva.

Adidas ha sido el proveedor oficial de los esféricos desde México 1970 precisamente con el Telstar, antecesor del actual.

Telstar, Tango, Etrusco, Azteca, Questra, Fevernova, Jabulani y Brazuca han rodado para dar alegría a millones a lo largo de la historia de las Copas del Mundo.

Cada vez más ligeros y con mayor tecnología los nuevos balones distan mucho de aquellos de los primeros mundiales, color cuero con costuras expuestas y doblemente pesados al contacto con el agua, con el pibote salido y sin la circunferencia exacta.

Para quienes vivimos el fútbol y particularmente el año mundialista, la compra del balón es materia obligada, se adquiere y se pone en la repisa para ser objeto de admiración y veneración, el balón nuevo no se patea, se cuida y se contempla.

Telstar18 tiene nombre más de telescopio que de balón, sin embargo no perdamos de vista que es el actor principal de la fiesta mundialista, la celebración es en su honor.




NOTAS RELACIONADAS