probusiness

POR Editorial PRO Magazine

Revolución, nuevo paradigma, innovación... eso y mucho más es la era digital.

Texto: Lamudi

www.lamudi.com.mx

Tener presencia en el mundo digital es casi igual a existir, de hecho, uno de los padres de la tecnología digital, Bill Gates, ha sido categórico al decir “si tu negocio no está en Internet, tu negocio no existe”. No hay más. Iniciada entre los últimos años de la década de los setenta e inicios de los ochenta del siglo pasado, la relación entre el sector inmobiliario y el Internet comienza a ser más sólida al iniciar el siglo XXI. De pronto, la forma en que la oferta inmobiliaria conectaba con su demanda encontró una gran área de oportunidades y valores agregados en la supercarretera de la información.

El cambio en la forma de hacer negocios en el sector de los inmuebles fue radical, como todo cambio generado con el toque mágico de la Era Digital. Así, 17 años después, poco más del 90% de las búsquedas de propiedades se realizan en línea en donde los prospectos, compradores potenciales o inquilinos pueden conocer el inmueble de su interés sin visitarlos gracias a la realidad virtual y aumentada que les permite hacer visitas sin siquiera estar en la ciudad.

Un estudio del portal Lamudi informa que en 2016 se realizaron en México más de 21 millones de búsquedas de inmuebles de manera online, 2 millones por mes aproximadamente, lo cual significa un incremento del 67% con respecto al 2015. 

En un país que, según la Asociación de Internet.MX cuenta con 65 millones de internautas, la innovación que el Internet supone para los planes de negocios en el sector inmobiliario permite facilitar y simplificar procesos.

Redes sociales, sitios web, campañas de marketing a través de Google, buscadores, mailing: todo forma parte de la estrategia que siguen las desarrolladoras, agencias y profesionales inmobiliarios.

El Internet permite trazar y conocer de manera profunda los perfiles de los compradores, da una visión 360 tanto a oferta como demanda y permite acceder a información más completa. Su impacto e importancia en el mercado inmobiliario es cada vez más profundo, de tal manera que en 2016 se invirtió 6% del presupuesto de publicidad en canales digitales, pero se estima que para el 2020 el porcentaje destinado al marketing digital será del 38%.




NOTAS RELACIONADAS