prolife

POR PRO Magazine Staff

Sin importar tu estado civil, hay una pareja con la que inevitablemente pasarás la tercera parte de tu vida: tu cama.

Uno de los elementos clave en la calidad del sueño, de la que ya he hablado en mis aportaciones anteriores, es el mueble más importante de nuestras casas: el colchón.

Pero… ¿cómo seleccionarlo? Es una compra que no se hace muy frecuentemente. Es un bien de uso personal y, por tanto, no puede ser un genérico, no puede ser un commodity (como algunos lo clasifican).

Además, hay que considerar otros factores como la durabilidad del producto, el respaldo, el servicio, entre otros, sin escatimar recursos. Y como todos somos únicos e irrepetibles, es importante comprar el que es bueno para ti o el que es el mejor para tu cliente, si eres un hotel, por ejemplo.

Considerando lo anterior, yo recomendaría, primero, ir con un especialista que tenga la posibilidad de darte un producto especial para ti. Segundo, el especialista deberá garantizar el mejor precio, tiempo de entrega y que otorgue la garantía de durabilidad y confort del producto.

Para compartir la tercera parte de tu vida con tu colchón y realmente darle más vida a tus otras dos terceras partes, vale la pena hacer la mejor selección; te lo mereces.

A nivel mundial, y con toda humildad, hay muy pocos especialistas que te pueden hacer un colchón 100% especial para ti. En México sólo uno, se llama Don Colchón. Con su exclusivo patentado sistema de selección de colchones llamado: BUILD YOUR BED.

¿Qué esperas? ¡Ahí donde está el osito dormilón!

UN ESPECIALISTA DEBE…

a) Configurar un producto que se adapte a tu nivel de confort y posición dominante para dormir.

b) Asegurar que el producto dé el soporte requerido por tu cuerpo (dependiendo de tu complexión).

c) Utilizar los materiales más avanzados en la fabricación de colchones.

d) Contar con los materiales y las certificaciones requeridas para poder manufacturar algo especial si tienes una condición médica.

e) Contar, de preferencia, con alguna tecnología que pueda incorporarse para proporcionar relajamiento que facilite el sueño y sus efectos, (como es el caso del biomagnético), además de control de temperatura, contra alergias, etc.

 




NOTAS RELACIONADAS