probusiness

POR PRO Magazine Staff

Cumple los requerimientos básicos que los supermercados exigen para darle la bienvenida a tu marca.

Los alimentos y bebidas representan, por mucho, la categoría más grande de ventas en retail. Es común, incluso, que más de la mitad de los productos que ofrecen los supermercados sean de este tipo. Aun así, los diferentes establecimientos de la industria siempre tienen espacio para ofrecer nuevas marcas con distintos artículos que puedan satisfacer las necesidades cambiantes de los consumidores.

Pero, ¿cómo logra una marca nueva entrar a cadenas comerciales como Soriana, HEB o Walmart? Profesionalizar un producto para la venta en retail pudiera parecer una lista de tareas interminables, pero una vez que obtienes el acceso y logras la atención de los compradores sabrás que cada uno de estos requerimientos ha valido la pena.

Cada supermercado y punto de venta tienen requisitos diferentes, sin embargo, los siguientes son los básicos y más importantes para poder comenzar.

1.- Etiquetado de alimentos

Cada país establece las leyes de etiquetado de sus alimentos. En México, la norma 051 obliga a los productos a cumplir con 9 elementos, entre ellos la tabla nutrimental y fecha de caducidad.

2.- Vida del producto

Es vital asegurar que un alimento no se eche a perder durante la distribución y almacenamiento. Para ello es necesario saber los factores que atentan contra la vida de tu producto y así poder controlarlos; existen muchas maneras de que éste dure más tiempo sin comprometer la esencia de tu marca. No a todo se le tiene que agregar químicos.

3.- Trazabilidad de lotes

Uno de los objetivos de tener número de lote en los productos es que éste permite tener control sobre la ubicación de los mismos. Cuando llega a suceder alguna situación ocasionada por tus productos, el número de lote permite reaccionar rápida y acertadamente.

4.- Prácticas de higiene

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) y la Secretaria de Salud obligan a los productores de alimentos a cumplir con normas de higiene para garantizar que no enfermen a los consumidores mexicanos. Una gran parte de estas prácticas considera la infraestructura del lugar en donde se procesa el alimento, la otra, es la cultura o hábitos de higiene de la empresa. Puedes consultar la Norma Oficial Mexicana 251 si te interesa conocer más.

5.- Estudio de mercado

Al introducir un nuevo alimento al mercado tienes que tener identificados y estudiados los productos que jugarán como competencia del mismo. Esto te permitirá establecer un diferenciador que impulse al consumidor a elegir tu marca por encima del resto de la oferta.




NOTAS RELACIONADAS