prolife

POR PRO Magazine Staff

No hacerlo repercute en la salud y desempeño escolar de los niños. Descubre cómo puedes inculcarles una cultura de sueño.

Ya habíamos hablado anteriormente de la importancia del sueño en nuestras vidas y cómo nos afecta si no tenemos sueño de calidad. En el caso particular de los niños lo es aún más ya que en esta etapa se fijan rasgos que marcarán su existencia para siempre.

Observaciones profesionales demuestran que los niños que duermen bien rinden más, aprenden más y se comportan mejor. La insuficiencia de sueño, por otro lado, afecta su crecimiento físico y mental.

Como en otros aspectos de la vida, el fomento de buenos hábitos por parte de los padres es de mucha relevancia. Dependiendo de la edad, y de forma general (no todos son iguales), el tiempo recomendado de sueño para los niños en función de su edad es:

 

Para lograr estas cantidades de sueño es necesario desarrollar buenos hábitos; la mejor forma de lograrlo es a través de rutinas. Desarrollar esta cultura del sueño empieza con fijar una hora para ir a dormir, convirtiéndola en experiencia positiva. Un ejemplo de una rutina típica sería:

ANTES DE IR A LA CAMA

1.Una cena ligera.

2.Baño.

3.Ponerse los pijamas.

4.Cepillarse los dientes.

IR A LA CAMA

5.La cama no debe ser blanda (recomendación de la Academia Americana de Pediatría).

6.Rezar.

7.Leer un cuento.

8.La temperatura y la luz de la habitación se fijan (eliminar ruidos, TV, etcétera).

9.Despedirse y marcharse de la habitación (es importante que los niños aprendan a dormirse por sí mismos).

A lo largo de mi vida profesional me ha tocado ver a cientos (si no es que miles) de padres tomar la decisión sobre el colchón que le van a comprar a los hijos. El argumento común es: como es para los niños no pienso invertir mucho en eso.

ERROR.

No sólo olvidan la importancia del sueño sino que en ese colchón se formará el cuerpo óseo de sus hijos. (¡Allí se desarrollará su columna vertebral!)

MI RECOMENDACIÓN ES:

Dedicar horas de calidad para que nuestros hijos adquieran una buena cultura del sueño e invertir en la mejor superficie para dormir (colchón) que les garantice calidad en el sueño y adecuado soporte a su cuerpo. Aseguro que el retorno sobre la inversión será de los más altos.

Nunca te arrepentirás.

POR ING. JESÚS FRANCISCO GONZÁLEZ VILLARREAL.




NOTAS RELACIONADAS