prolife

POR PROMAGAZINE

Más vale que tengas un corazón y mente en paz, que llenos de nudos y ataduras.

¿Por qué razón no te muestras al mundo tal y como eres? ¿Por qué cuando te gana la emoción y tu cuerpo te avisa que tienes ganas de llorar, retienes las lágrimas? ¿Por qué buscamos aparentar en los distintos grupos sociales a una persona que no eres TÚ? ¿Por qué cuando se te viene a la mente una gran idea la reprimes porque piensas que no va a funcionar o porque te dirán que estás loco? 

Es hora de que dejes de reprimir a tu cuerpo, a tu mente y tus sentimientos y los dejes ser. ¡Déjate ser! ¿No estás cansado de estar pensando como agradar al otro? ¿Cómo agradar a los demás? No estas cansado de estarte poniendo barreras y límites constantes? Has pensado que si tal vez, sólo si tal vez, cortaras esa cuerda que te está atando, podrías comenzar a volar? Vive la vida tu mismo sin pensar en las cuerdas y ataduras que tu mismo te impones. 

Ponte a pensar cuantas cosas has dejado de hacer, cuantos sueños has dejado de perseguir, solo porque esas cosas y esos sueños se encuentran fuera de tu zona de confort, y por miedo a salir de esa zona, te atas a ella y te impides crecer. 

Porque como dice John Maxwell, "si estamos creciendo, siempre estaremos fuera de nuestra zona de comodidad", y como dijo William Shedd, "un barco atracado en un puerto está seguro, pero no es la finalidad para la que fue construido". Tu no naciste para quedarte en ese puerto, la vida, el crecimiento y el desarrollo se encuentran en el mar, y aquí te pregunto, ¿Dónde te encuentras tu? ¿Sigues atracado en ese puerto? O te encuentras ya navegando por el mar de la vida? 

Te invito a que navegues, a que camines, a que corras y a que vueles, pero siempre en dirección opuesta a tu zona de confort, sal de ella, y se consciente que el camino no será fácil, que en ocasiones te caerás, te equivocaras, porque la vida está para enseñarnos que son en estas ocasiones, en estos errores y equivocaciones donde el ser humano aprende, crece y se levanta más fuerte. 

Por favor, navega ya, piensa, ¿cuantos años llevas reprimiéndote, y si estás dispuesto a seguir haciéndolo?

Reflexiona en cuanto tiempo llevas guardándote esa idea que tanto te agrada pero no la pones en práctica por las barreras y cuerdas que tú mismo te colocas? ¿Cuánto tiempo llevas escondiéndote de esa persona que te agrada y no te atreves por el miedo al que dirá? 

¡Eres una persona única que estoy seguro que tienes demasiado que aportar a esta sociedad que tanto te necesita! 

Más vale que tengas un corazón y mente en paz, que llenos de nudos y ataduras.

Por favor, ¡MUESTRATE tal y como eres!

Si te suma lo que comparto, por favor sígueme en mis cuentas de redes sociales: TwitterFacebook e Instagram




NOTAS RELACIONADAS