probusiness

POR PROMAGAZINE

El emprendimiento sustentable, un negocio con alta rentabilidad

Aumento de la temperatura ambiental, tormentas atípicas y fuera de temporada, el deshielo de la antártida y las zonas más gélidas del mundo, son sólo algunas de las consecuencias del cambio climático que sufrimos actualmente en el mundo y que hoy gracias a la tecnología, los medios de comunicación y formas de entretenimiento como el cine o la música y por supuesto, las aportaciones independientes de activistas, han logrado popularizar el tema y crear consciencia pero y ¿Qué tiene que ver todo con los negocios y el emprendimiento?

No resulta sorprendente ver que el cambio climático se haya convertido en el antagonista número #1 de las películas de cine como: “Geo-Storm” – película hollywoodense donde aparece nuestro querido Eugenio Derbez como astronauta, “Before the flood” – el documental de NatGeo, protagonizado por el reciente ganador al Oscar: Leonardo DiCaprio, “The day after tomorrow”, “An inconvenient Truth” y “Waterworld”, historias que han sido creadas para difundir la importancia de prestar atención pero sobre todo, poner manos a la obra en temas de: sociedades sustentables, cultura ecológica, reciclaje y programas de responsabilidad social en las empresas.

Emprendimiento Sustentable: Negocio legionario  y altamente rentable

“Economías sustentables“, “Modelos de negocio sustentables” y “Edificios sustentables”, son algunas de las frases más sonadas de hoy en día pero y ¿Qué significa sustentable? Este es un concepto que suele ser usado en diferentes contextos y según el diccionario de la Real Academia Española, se define como “aquello que tiene la cualidad de mantenerse durante un largo tiempo sin agotar los recursos disponibles o causar un grave daño al medio ambiente”.

El avance de la tecnología y el Internet, han sido factores clave para el éxito de éstos: Las escuelas virtuales, el almacenamiento en la nube, los servicios compartidos como: Uber, Corner Shop y Airbnb, el coworking, los paneles solares generadores de electricidad y el combustible a base de gas metano para el transporte de las grandes ciudades, son ejemplos claros de los negocios sustentables.

Aunque no podemos olvidar al más antiguo de todos ellos: el reciclaje y la compra-venta de materiales residuales el cual sin lugar a duda hoy en día figura como uno de los negocios más rentables en su giro, y que valdría la pena cuestionarnos: ¿Cómo innovarlo?, ¿Cómo comenzar a recicla aquello que se piensa no reciclable?

Gigantes del mercado: jugadores estelares de la sustentabilidad

Axtel, Cemex, Coca-Cola Femsa, Grupo Aeroportuario del Centro Norte (OMA), Banorte, Grupo México, Rotoplas, Televisa, Qualitas, Fibra Prologis y Fibra Uno, son las 12 grandes compañías mexicanas que forman parte del índice de sustentabilidad del Mercado Integrado Latinoamericano (MILA), al que pertencen las empresas que trabajan para mejorar sus prácticas ambientales, lo que las vuelve mucho más atractivas para los inversionistas puesto que el índice de sustentabilidad es la medición que representa que tanto se puede sostener algo en el tiempo y que entre mayor sea el número, más esperanza hay para el futuro porque se sostendrá a sí misma por más tiempo.

Además, existen ciertos fondos de inversión que tienen como requerimiento invertir en negocios con características sustentables, contrario a aquellas que se dedican a la producción y venta de productos dañinos para la salud, tales como: la venta de alcohol, cigarros o armamentos.

La RSE, es rentable y factible para chicos y grandes.

Algunos empresarios, sobre todo los representantes de las pequeñas y medianas empresas creen que la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) es costosa y de escasa rentabilidad; sin embargo, El Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sustentable (WBCSD) sugiere que con creatividad y actitud se puede lograr mucho y además, identifica 3 fuentes claras de negocios en la RSE:

  1. Eficiencia operacional, mediante la reducción de desperdicios y venta de productos reciclables.
  2. Reclutamiento y retención de personal, al atraer talento honesto, competitivo y participativo
  3. Crecimiento de demanda, atracción y lealtad de clientes.

Ahora que ya lo sabes, cuanto más sustentable sea tu negocio, mayores beneficios traerá para la sociedad, el medio ambiente y por supuesto tu bolsillo.

 

Artículo por: Victoria Rubio.




NOTAS RELACIONADAS