prolife

POR PRO Magazine Staff

HPE ofrece infraestructura de TI flexible con que toda empresa se enfocará en su propósito principal: crecer.

A lo largo de un día laboral, un empresario debe tomar muchas decisiones que afectan de manera directa a la compañía en la que trabaja. Unas son más sencillas que otras y pueden solucionarse sin muchos contratiempos; sin embargo, hay cuestiones en las que se debe decidir entre una cosa u otra, lo que muchas veces resulta costoso o ineficiente.

Ante esta encrucijada se enfrentan muchos negocios que buscan adaptarse a la infraestructura TI necesaria para agilizar su operación al mismo tiempo que buscan mantener sus gastos nivelados y utilizar los recursos que ya tienen.

Hewlett Packard Enterprise (HPE), conscientes de que esta es una situación cada vez más común dentro del mundo empresarial, les presenta la solución ideal a través de HPE Flexible Capacity. Se trata de un servicio de infraestructura híbrida que ofrece lo mejor de dos mundos: (1) la agilidad y el precio de la nube pública y (2) la seguridad y el rendimiento de la TI local. En este contexto, las reglas del juego cambian: ya no se tiene que elegir entre capacidad y adaptabilidad, o latencia y control.

Esta tecnología permite que una empresa alcance su optimización y consolidación de su estructura tecnológica sin poner en invertir grandes sumas de dinero ni de esperar los largos procesos de adquisición de TI.

La compañía estará, además, lista para los cambios en demanda ya que este modelo les permite aprovisionar capacidad en minutos, gracias a un búfer local de capacidad adicional que estará sujeto a pago por uso. Las empresas no tendrán, por lo tanto, que preocuparse por cómo responderá la base TI a los picos de demanda.

Sin embargo, es necesario encontrar cuál es la combinación adecuada de recursos para cada organización. Este proceso es sencillo, ya que HPE trabaja de cerca con sus clientes para determinar las necesidades de cada uno, entregar los recursos TI que sean requeridos, monitorear la capacidad utilizada, proporcionar soporte mediante HPE Datacenter Care y facturar en función de uso real.

De esta manera, la capacidad de la empresa será la indicada siempre, por lo que no pondrá en peligro su habilidad para responder a oportunidades nuevas ni desperdiciará capital valioso.

Los usos de tecnología híbrida son muchos, desde retener clientes, ampliar mercados, potenciar el crecimiento de la empresa, convertir en productos tangibles ideas innovadoras, etcétera.

No importa en qué fase de la transformación digital se encuentre el negocio, la información y las herramientas que HPE Flexible Capacity proporciona son de un valor incalculable, sobre todo en la economía de las ideas.

Abrirse a soluciones abiertas y estructuras híbridas son pasos necesarios para crecer, por lo que los invitamos a visitar la página en español de HPE y descubrir qué servicio es el ideal para tu empresa.




NOTAS RELACIONADAS