probusiness

POR Claudia Lerma

Como hemos hablado en semanas anteriores, las ventas en línea son una excelente opción para nuestros clientes que, por diversas razones, no pueden acudir a un local y no tengan su producto o disfruten de...

Como hemos hablado en semanas anteriores, las ventas en línea son una excelente opción para nuestros clientes que, por diversas razones, no pueden acudir a un local y no tengan su producto o disfruten de un servicio a la mano. La falta de tiempo, la inseguridad, la posibilidad de comparar, la localización geográfica; entre muchos otros factores hacen que tengamos cada vez mayores clientes a través de una tienda en línea.

Sin embargo, tener una convincente presencia en línea es primordial para que esta forma de compra funcione. Por ejemplo, hay artículos que pueden moverse muy rápido como productos de moda: ropa, calzado, maquillaje, juguetes. El entorno competitivo en línea es cada vez más difícil a medida que surgen propuestas de servicios de todas las industrias que obligan a ponerse al día con los elementos que prefiere el cliente de una propuesta sobre otra.

Por eso, la inversión en el cumplimiento en línea, así como la infraestructura, es ahora fundamental para las perspectivas de futuro de cualquier minorista en la era digital. El éxito de muchas tiendas en línea es la la conveniencia para el cliente; conveniencia de entrega, precio, existencia de artículos y formas de pago.

Y el momento crucial es el comprendido entre el 26 de octubre y 24 de diciembre cuando las ventas en todos los sectores se incrementan y donde se ponen en juego todos estos elementos de conveniencia para los clientes especialmente los que tienen que ver con disponibilidad de stocks. La rapidez en las entregas se pueden diversificar, por ejemplo: recoger en tienda, entrega inmediata o regular que hacen la diferencia en el precio son variables a considerar. También, las opciones de compra, ya sea a través del portal, de una aplicación para tablet, móvil, sistema operativo o desde un código QR; pueden hacer la diferencia por la oportunidad de compra.

La confiabilidad del sitio se da en el momento del pago: que el cliente sienta la seguridad de que el producto llegará puede hacer que alguien pulse el botón de compra. También, la diversidad de opciones para hacer los pagos se multiplican hoy día, pues no solo es necesaria una tarjeta bancaria, sino las tiendas de conveniencia, los depósitos... Las tarjetas de prepago muestran la diversidad de opciones para que todos puedan finalizar la transacción. Las fechas de mayores ventas están aquí; ahora, solo es momento de vigilar que todos los elementos de nuestra tienda estén al cien para sacar el máximo posible de rendimiento a la temporada y que el cliente se quede tan satisfecho como nosotros.




NOTAS RELACIONADAS