proconnect

POR PRO Magazine Staff

Los emprendedores actuales se enfrentan a una serie de retos, tanto políticos como económicos. Sin embargo, tomar en cuenta los aspectos que te presentamos puede ser de gran ayuda.

Steve Jobs, quien había sido despedido de su propio y antiguo negocio, confesó que jamás imaginó que un dispositivo personal como el iPhone revolucionaría a tantas industrias en el planeta. Elon Musk, creador de Tesla, SpaceX, PayPal, entre otras empresas, estuvo a punto de perderlo todo al arriesgarse en un proyecto de cohetes reutilizables que ni siquiera la NASA lograba concretar. ¿Qué tuvieron en común estos dos genios y otros tantos? Haber tropezado varias veces y volverse a levantar. Entonces, seguramente hay muchas historias de emprendedores que no han tenido un final feliz. ¡Todo negocio conlleva riesgos!

Hoy más que nunca el mundo está más interconectado, existe una mayor competencia global pues estamos a unos clics de más competidores. Por otro lado, tenemos el efecto Trump y su empeño en desahogar rápidamente una renegociación del TLC; las elecciones presidenciales en México a la vuelta de la esquina; una China que despierta con cantidades importantes de capitales y que está cazando países y regiones como socios comerciales; una paridad peso-dólar incierta que pende de aspectos multifactoriales que van desde un tweet hasta ámbitos más serios como la implementación de las diferentes reformas en nuestro país; un México que abre nuevos canales comerciales con otros bloques. En fin, existe un sinnúmero de variables que pueden vulnerar la viabilidad de los negocios de los emprendedores.

Para 2018 toma en cuenta las siguientes consideraciones:

Planea en reversa. Elabora tu plan de negocio formal a corto, mediano y largo plazos. Nunca te desvíes del plan a largo plazo, haz que éste se cumpla aunque tengas que hacerle ajustes. Este es el faro que te guiará para llegar al puerto deseado. Pondera luego el plan de mediano y finalmente de corto plazo.

Reinvierte, no gastes de más. Aunque la operación del negocio demanda gastos, deberás de reinvertir también en tu negocio. De lo contrario la competencia te rebasará.

Detecta la incompetencia de la competencia. Asegúrate de que tu producto o servicio dé un valor real al consumidor y detecta si tu competidor realmente es inteligente y capaz de mantener su esquema de precios y servicios que ofrece. No es poco común que un negocio incompetente, quiebre y se lleve de encuentro a otros.

Toma parte de las utilidades. Una vez consolidado el negocio, establece un porcentaje de las utilidades y tómalas. Conviértelas en patrimonio familiar y hazlo invirtiéndolo de manera diversificada. Ve construyendo tu patrimonio personal paulatinamente y no pongas todos los huevos en la misma canasta.

POR MARIO A. GARCÍA. Asesor Patrimonial y Financiero en CF3.




NOTAS RELACIONADAS