prolife

POR PROMAGAZINE

Esto no es una receta, sino simplemente unos puntos de guía.

Sam Walton creó Wal-Mart desde cero, y esta empresa pasó a convertirse en el mayor empleador de Estados Unidos. Durante su vida, fue más bien una persona reservada en cuanto a su privacidad. Sin embargo, algunas cosa ha compartido, entre ellas sus 10 reglas para los negocios.

Lamentablemente este gran emprendedor falleció hace ya más de 20 años. Sin embargo, su legado continúa, y sigue creciendo.

Estas reglas, junto con mucho más de su historia y aprendizajes, los puedes encontrar en su libro "Sam Walton: Made in America."

Regla 1: Compromiso

El compromiso al negocio es la base del éxito. Tienes que creer en tu negocio más que cualquier otra persona. Sam comenta que la razón por la que cree que logró superar cada uno de los obstáculos del camino fue la gran pasión que llevaba al trabajo.

¿Se nace con esta pasión? ¿O se puede practicar y aprender? Eso es debate de nunca acabar. Lo que no causa duda es que es necesaria. Si amas a tu trabajo, vas a levantarte todas las mañanas haciendo tu mejor esfuerzo, y muy rápido la gente a tu alrededor va a contagiarse de tu pasión, como una fiebre.

Regla 2: Compartir

Este es tal vez uno de los legados más grandes que ha dejado Sam a la comunidad de negocios. Hoy en día, cada vez se ven más empresas tomando este modelo de compartir con sus empleados, desde las ganancias, como prestaciones más y más creativas.

Sam indica que es esencial compartir las ganancias con los empleados, y tratarlos como socios. A cambio, ellos te tratarán como socio, y juntos podrán lograr un desempeño mucho mejor que el de cualquier expectativa que tuvieras.

Esto no significa que debas de perder el control de tu empresa. Lo puedes mantener. Lo que importa es tener una actitud de líder servicial en una asociación. Incentiva a tus empleados para que apuesten en la empresa, e incluso si es posible que tengan acciones de la empresa. Ofréceles acciones en descuento, o incluso dales acciones para su retiro... De acuerdo a Sam, esa es la mejor decisión que tomaron.

Regla 3: Motivar

El dinero y propiedad no son suficiente. Hay que motivar a tus empleados... Constantemente, cada día, piensa en formas nuevas e interesantes para motivarte y retar a tus empleados. Pon metas altas, promueve la competencia, y mantén un puntaje. Haz apuestas con pagos descabellados. Si las cosas se ponen aburridas, combina las estrategias para crear nuevas y creativas: Haz que los gerentes cambien de trabajo entre ellos para sentirse retados.

La idea central es mantener a todos adivinando cuál va a ser tu siguiente truco. Nunca seas muy predecible.

Regla 4: Comunicación

Es imperativo comunicar absolutamente todo lo que puedas con tus empleados. Entre más saben, más entenderán; entre más entiendan, más les importará su trabajo. Una vez que les importa la empresa, no hay nada que los pare.

Si tu no confías en tus empleados, sabrán que no los consideras realmente como socios.

La información es poder, y lo que ganas por empoderar a tu equipo supera por mucho lo que pudieras perder si tus empleados informan a tus competidores.

Regla 5: Apreciación

Aprecia todo lo que hacen tus empleados por el negocio. Su salario y algo de acciones te darán un tipo de lealtad, pero a todos nos gusta que alguien nos diga que aprecia lo que hacemos por ellos. Nos gusta escucharlo seguido, y especialmente cuando hemos hecho algo de lo que estamos muy orgullosos.

Nada puede realmente sustituir unas cuantas palabras bien escogidas, en el tiempo correcto, y sobre todo sinceramente apreciativas. Son completamente gratis, y valen una fortuna.

Regla 6: Celebra

Celebra todos tus éxitos, y encuentra el humor en tus fracasos. No te tomes la vida tan en serio. Relájate, y todos a tu alrededor lo harán también. Diviértete. Muestra tu entusiasmo, siempre. Cuando todo falle, ponte un disfraz y canta una canción absurda. Después haz que todos la canten contigo.

Todo esto es altamente importante, y mucho más divertido de lo que piensas. Además, engaña a la competencia. Los pones a pensar en que no eres un competidor serio.

Regla 7: Escucha

Escucha a todos en tu negocio, y arréglatelas para encontrar maneras para platicar con ellos.

Si tu negocio tiene gente que interactúa directo con el cliente - cajeros, vendedores, servicio al cliente - habla con ellos. Después de todo, ellos son los que realmente saben qué está pasando allá afuera. Más vale que sepas lo que saben. Tu trabajo es empujar la responsabilidad hacia abajo en la compañía, y forzar a las ideas a subir hasta arriba.

Regla 8: Supera expectativas

Si lo haces, verás a tus clientes regresar y regresar. Dales lo que quieren, y algo más. Hazlos saber que los aprecias. Corrige cada uno de tus errores, sin excusas. Pide perdón. Mantente firme en todo lo que haces.

Sam dice que las palabras más importantes que escribió en toda su vida fueron: "Satisfacción garantizada." Esto lo escribió en los letreros de Wal-Mart, y ha marcado la diferencia.

Regla 9: Controla tus gastos

Es importante que seas superior a tu competencia en este aspecto. Siempre hay maneras para encontrar una ventaja competitiva, y si tu operación es eficiente, tu presupuesto te permitirá cometer muchos errores, y aún así recuperarte.

Siempre puedes ser brillante en los negocios, y aún así quebrar tu empresa si eres muy ineficiente.

Regla 10: Nada a contracorriente

Toma la otra ruta. Ignora la sabiduría convencional. Si todo mundo lo hace de cierta manera, hay una alta probabilidad de que puedas encontrar un nicho que le gusta hacerlo de la manera opuesta.

Prepárate para escuchar a la gente desincentivarte y decirte que vas por la ruta equivocada.

En todos sus años, Sam dice que lo que más escuchó fue: "Un pueblo de menos de 50,000 personas no va a soportar una tienda de descuentos por mucho tiempo."

Podrás estar de acuerdo con todo, o con algunas de sus reglas al menos. Puede ser que las cosas hayan cambiado algo con el tiempo, y que no todas apliquen al 100%, o tal vez no en tu rubro de negocios. Lo que sí es cierto, es que sin duda este señor ha sido uno de los emprendedores más importantes de nuestra generación, y su aprendizaje a través de los años es uno que vale la pena tener en mente.

Esto no es una receta, sino simplemente unos puntos de guía.




NOTAS RELACIONADAS