prolife

POR PRO Magazine Staff

2017 promete ser un año emocionante para los emprendedores y ejecutivos Millennials, la tecnología y la innovación.

Por: Adwoa Benefaa Ofori, embajadora global y estudiante de Hult 2017

El año pasado, un buen amigo y un colega, me pidieron que probara un producto que habían creado y que pretendían vender a otros estudiantes de nuestra universidad. Habían molido una especia con una licuadora y empaquetado en una bolsa de plástico.

“Adwoa” – me dijeron con entusiasmo: “Víctor y yo hemos inventado un nuevo producto. ¿Puedes ayudarnos a comercializarlo?" En ese momento pensé: ¿qué era tan especial acerca de la especia en la bolsa de plástico?

En primer lugar, esta especia provenía de una planta semejante a la madera que solo se cultiva en dos países, Ghana e Israel. Adicionalmente, su aroma era excepcional, contaba con propiedades medicinales y, en ocasiones, era utilizada como condimento para sopas.

Ahora bien, debido a su composición la única forma de usarla es lavándola, ahumándola, rompiéndola e hirviéndola.  Esto último hace que la especia no se pueda utilizar en otros alimentos además de sopas. Ante esto, mis dos amigos decidieron, para hacerla más atractiva, cambiar su formato original y convertirla en polvo.

Pero, ¿cómo dos estudiantes de economía llegaron a tener una idea sobre un producto alimenticio? En este caso, ellos solo encontraron la solución a un problema. Ambos querían usar la especia en la preparación de un estofado de tomate, pero no tenían suficiente tiempo o paciencia para tratar de extraer la especia de la manera tradicional. Así que cambiaron su formato y, sorprendentemente, el producto fue un éxito.

Esto no es más que un ejemplo de la nueva ola de emprendimiento que ha comenzado en estos tiempos modernos, la cual está liderada por una generación en específico: los Millennials. Este grupo toma como ejemplo a empresarios como Henry Ford y Walt Disney que comenzaron negocios y cambiaron completamente el mercado.

Ellos buscan lo mismo y por ello desafían el statu quo. Dentro de este cambio se encuentran los siguientes tres aspectos:

 

  • UNO // Modelo de economía compartida. Tradicionalmente las grandes ideas estaban protegidas por patentes y propiedad intelectual (PI). Sin embargo, este formato hace que el ciclo de la innovación se estanque en las manos de un inventor y no permite que la idea original se desarrolle hacía una nueva etapa bajo otras perspectivas. Hoy en día, inspirados por la constante evolución tecnológica, los Millennials mantienen sus ideas y negocios abiertos para que colegas de todo el mundo puedan manipularlas y modificarlas. Con esto como principio, Apps, como Uber, Airbnb y Zomato, permiten a las personas ofrecer sus pertenencias personales para ayudar a otras a suplir necesidades, a cambio de una compensación.
  • DOS // El modelo de empresa. Grandes empresas como Facebook y Google han marcado un antes y un después en la industria. Sin embargo, ambas han tenido que adaptarse constantemente a las innovaciones disruptivas de empresas más pequeñas. En el caso de Google, se convirtió en "Alphabet" con dos brazos: el ya reconocido Google, y un conglomerado de pequeñas empresas iniciales llamadas "moonshots" que están destinadas a salir con nuevas tecnologías e ideas.
  • TRES // Las fronteras están desdibujadas. Debido a las numerosas aplicaciones que mantienen a las personas conectadas, los Millenials ven al mundo como una red. En consecuencia, establecen negocios desde su país de origen con clientes en el extranjero o crean aplicaciones que pueden ser descargadas en cualquier rincón del globo. De igual forma, tiendas en línea como Amazon, incluso hacen posible que una persona pueda anunciar un producto físico y venderlo en otras partes del mundo.

 

Lo anterior está cambiando las reglas de juego. Las instituciones educativas y las universidades deben introducir estas nuevas ideas y ajustar sus planes de estudios a ellos. En el caso de las escuelas de negocio, los estudiantes buscan aprender más allá de la estrategia.

No obstante, ahora, ha surgido la necesidad que las lecciones de estrategia incorporen ideas de cómo los cambios recientes pueden afectar la destreza de la empresa. 2017 promete ser un año emocionante para los emprendedores y ejecutivos Millennials, la tecnología y la innovación.




NOTAS RELACIONADAS