prolife

POR PRO Magazine Staff

El mes de abril fue para concientizar acerca del Parkinson.

1. ¿Qué es el Parkinson?

La enfermedad de Parkinson es un trastorno neurológico crónico y progresivo en el cual se afectan múltiples circuitos y células cerebrales llamadas neuronas desencadenando una serie de síntomas motores y no motores que limitan la calidad de vida del paciente.

Las neuronas que se degeneran principalmente son las productoras de dopamina. Sin embargo, existen otras sustancias en el cerebro que se alteran y producen una gran variedad de síntomas. Los síntomas motores principales son la lentitud de los movimientos, rigidez, temblores y problemas de equilibrio y marcha. Los síntomas no motores incluyen probelmas cognitivos, neuropsiquiátricos, cardiovasculares, urinarios, gastrointestinales, entre otros.

Es la segunda enfermedad neurodegenerativa más común después del Alzheimer y afecta aproximadamente 6.2 millones de personas a nivel mundial. En México se estima que hay 250 mil personas con el padecimiento.

 

2 .¿Cuáles son los signos de alerta de esta enfermedad?

Es importante conocer signos y sintomas que se presentan tempranamente para un diagnóstico más oportuno. Los signos de alerta que debemos poner atención son:

- alteraciones gastrointestinales como estreñimiento

- problemas de sueño

- depresión

- pérdida del olfato

- tono bajo de la voz

- cara inexpresiva

- cambios en la escritura

- temblores

- dificultad para moverse

- postura del cuerpo en flexión (encorvado)

 

Debemos mencionar que ninguno de estos signos por si solos significa que se padece la enfermedad de Parkinson. Ante la presencia de varios de ellos, es cuando se recomienda acudir a un médico especialista en Parkinson idealmente, o de preferencia a un neurólogo general para una valoración más detallada

 

3. ¿Cuáles son los tratamientos?

Existen tres grupos de tratamientos. El primer grupo es el no farmacológico. Este grupo de tratamientos incluye ejercicio físico de tipo cardiovascular, flexibilidad y pesas. Además, terapias de rehabilitación y actividades como yoga, tai-chi, pilates, danza, bicicleta, natación inclusive box. A todos los pacientes se recomiendan estas terapias de acuerdo a sus posibilidades. 

El segundo grupo de tratamientos son los farmacológicos (medicamentos). Existe una gran variedad de medicamentos en el mercado que se pueden utilizar para mejorar los síntomas de Parkinson.

Los medicamentos tienen como función restaurar el déficit de dopamina en el cuerpo. Lo más importante del tratamiento farmacológico es que su médico tratante conozca todas las opciones que existen y que sepa cuando y como utilizarlas.

El mensaje es que este tratamiento ira cambiando con el tiempo de acuerdo a las necesidades de cada paciente. Finalmente existen las opciones quirúrgicas. Actualmente el tratamiento quirúrgico recomendado es la Estimulación Cerebral Profunda, en donde por medio de electricidad transmitida por un marcapasos cerebral se regulan y controlan los síntomas del Parkinson.

Hay que mencionar que no todos los pacientes son candidatos a la cirugía y lo más importante es que sean valorados por un equipo de expertos. Existen otras terapias quirúrgicas de infusión que aún no están en el mercado en México. Finalmente, el mensaje clave que la actitud positiva del paciente hacia la enfermedad y el apoyo familiar es parte vital en el éxito del tratamiento.

 

4.- Algunos de los mitos en Parkinson son los siguientes:

- El Parkinson es una enfermedad mortal.

A pesar de ser una enfermedad neurodegenerativa que no tiene cura, la esperanza de vida es similar a la del promedio de la población en general. Nadie se muere de Parkinson.

- El Parkinson se contagia.

No existe ningun riesgo de contagio ya que es una enfermedad neurodegenerativa, no una enfermedad infectocontagiosa.

- El Parkinson solo afecta personas mayores.

A pesar de presentarse más comunmente en personas en los 50s-60s, aproximadamente 2-3 de cada 10 personas con Parkinson son menores de 50 años. Puede incluso afectar a personas menores de 20 años.

- Una persona que tiembla es alguien con Parkinson

A pesar de ser uno de los sintomas mas característicos, no todas las personas con Parkinson tiemblan. Alrededor de 3-4 de cada 10 personas afectadas no van a temblar. El mensaje es que no todo temblor es igual a Parkinson. Existen muchas causas de temblores.

- El Parkinson es similar al Alzheimer

A pesar de que son enfermedades neurodegenerativas, el Alzheimer produce una mayor pérdida de memoria y desorientación, mientras que el Parkinson afecta más la motricidad.

- Ya no hay nada que se pueda hacer. El Parkinson es el fin del camino.

Actualmente hay mucho que se pueda hacer. Existen diversas terapias que nos ayudan a mejorar los sintomas para proporcionar una excelente calidad de vida. La clave del éxito es la actitud del paciente hacia la enfermedad.

- Todos acaban en una silla de ruedas.

A pesar de ser una enfermedad neurodegenerativa, un tratamiento adecuado y multidisciplinario ayuda a llevar una calidad de vida muy buena al grado de poder ser funcionales gran parte del tiempo. Alrededor del 20% de las personas afectadas padecerán una enfermedad con un deterioro un poco más grave que necesitarán ayuda para ciertas actividades.

- El Parkinson me hace sentirme solo

No te debes sentir solo. Existen grupos de apoyo que ayudan a las familias y a su entorno a prestar apoyo vital, otorgando cariño, profesionalismo, y organización de actividades recreativas que expanden las redes sociales de cada paciente. En conjunto todos debemos trabajar centrados en las necesidades del paciente para mejorar su calidad de vida en todo este camino dificl.

El Parkinson se presenta comunmente a la edad de los 50s-60s, sin embargo puede aparecere a cualquier edad. Se presenta mas comunmente en hombres y afecta a todas las razas y estratos sociales. El mensaje es reconocer los síntomas tempranos arriba mencionados para poder acercarnos al médico indicado para una valoración más objetiva.

Los síntomas de Parkinson afectan principalmente la motricidad de la persona, dificultando sus actividades de la vida diaria. Estos síntomas pueden afectar su actividad laboral. Sin embargo, el tratamiento adecuado por un médico especialista que conozca la enfermedad puede mantener a la persona afectada funcional la mayor parte del camino con Parkinson.

Por tal motivo, el mensaje es primero reconocer los síntomas de un posible Parkinson, posteriormente acudir con médicos especialistas en Parkinson o a médicos neurólogos idealmente para una valoración más objetiva, y finalmente tomar el control de la enfermedad y junto con el apoyo de la familia y personas cercanas, llevar una excelente calidad de vida y funcional.

Esta entrevista fue otorgada por el Dr. Daniel Martínez,  Neurólogo, especialista en Parkinson y Trastornos del Movimiento.

https://www.drdanielmtz.com

 




NOTAS RELACIONADAS