prolife

POR PROMAGAZINE

Si lo primero que piensas sobre esta publicación es “¿skeumor-qué?”, para tu tranquilidad, el término existe y ha pasado a formar parte de la vida cotidiana en todo usuario Apple, tanto en OS X como...

Si lo primero que piensas sobre esta publicación es “¿skeumor-qué?”, para tu tranquilidad, el término existe y ha pasado a formar parte de la vida cotidiana en todo usuario Apple, tanto en OS X como en iOS sin realmente percatarse de ello. La palabra “skeumorfismo”  viene del griego skeuos (herramienta o contenedor) y morphe (forma). Aplica a los objetos evolucionados o derivados de objetos reales y se caracterizan por mantener detalles del objeto original con el objetivo de hacerlo más familiar. En pocas palabras, esta tendencia se enfocó en irse “de lo simple a lo más complicado, pero más intuitivo y amigable”. Puedes comprobarlo en los cambios de interfaz que ha tenido el iOS.

Comparativa del diseño skeumórfico en interfaces iOS al diseño flat de nuevas actualizaciones.

 

Parecía que la batalla del 2013 la ganó esta tendencia en la discusión del año, “skeumorphism vs. flat design”, ¡pero no! El flat design retomó su lugar este 2016 y hoy lo demostró con el cambio de ícono de Instagram. Al abandonar el clásico logotipo skeumórfico de la cámara repujada en cuero, en su lugar adopta un diseño estilizado de cámara sobre un fondo multicolor. Y este cambio no viene solo. También afecta a las aplicaciones satélite que funcionan con Instagram: Layout, Boomerang e Hyperlapse (los íconos en nuestra publicación de Facebook).

Para Instagram, realizar el cambio precisamente ahora fue motivado por los propios usuarios. El diseño del logotipo original se quedó viejo hace tres versiones de iOS, por lo que buscaban identificarse con el público más amplio y actualizado mediante una interfaz que adopta un estilo limpio y minimalista, sin afectar la usabilidad de la aplicación.

La actualización ya está disponible para los dispositivos Apple y Android.

 

Cabe agregar que esta renovación ayudará, incluso, a la ciberseguridad que los usuarios tienen hacia Instagram. Esto desde el incidente ocurrido en Marzo cuando Facebook, propietario de Instagram, pagara 10,000 dólares a un niño finlandés que descubrió un fallo en el sistema de comentarios, convirtiéndose en la persona más joven a la que le han pagado por descubrir un error. Instagram remunera a aquellos investigadores que informen de las vulnerabilidades que han localizado en sus plataformas, y Jani, de 10 años, detectó que era posible borrar comentarios de otros usuarios si insertabas un código maligno en ese campo.

¿Y cómo supo de este fallo? El pequeño aprendió sobre códigos y seguridad en la red viendo videos de YouTube. Tanto así, que de grande quiere trabajar en ciberseguridad. Éste es el futuro del mercado al cual Instagram tendrá contacto: usuarios ávidos por investigación  y desarrollo, súper atentos al detalle y actualizados tecnológicamente.




NOTAS RELACIONADAS