proselects

POR PRO Magazine Staff

Poniendo como prioridad la colaboración entre individuos, promete crear conexiones físicas que fomenten las relaciones humanas.

Desgraciadamente, las ciudades han crecido sin producir espacios urbanos de calidad, sin humanidad y sin belleza; se han desbordado en extensos y desarticulados barrios suburbanos, mal atendidos y muy dependientes del automóvil para su supervivencia cotidiana", destaca Javier Cenicacelaya en el prólogo del libro La Arquitectura de la Comunidad. "Asistimos a una situación insostenible en la que no sólo está ausente esa idea de belleza, de calidad de los espacios, sino la misma idea de comunidad y fundamentalmente la posibilidad de poder mantener este estatus.

Vivir en metrópolis que nos individualizan, aíslan y desconectan afecta directamente nuestra calidad de vida, sin embargo por años, la ciudad ha crecido hacia muchos lados y los desarrolladores se han enfocado a crear complejos incompletos ideados para el automóvil y no para las personas que viven dentro de los mismos. Arboleda en cambio es un subcentro, un pueblito que te puede conectar de la oficina a tu casa y a espacios comerciales o restaurantes, sin la necesidad de un automóvil.

De acuerdo a Patricio Garza, Director General de Capital Natural, Arboleda es un desarrollo que no se considera como una isla, sino que es una parte importante de un sistema mayor que complementa a una ciudad que, hoy por hoy, estaba incompleta. "Era básicamente un lugar con usos residenciales, un poquito comercial, algo de escuelas, etcétera; hacía falta, entonces, traer nuevos usos que complementen las necesidades de los vecinos".

Así mismo, Arboleda tiene el propósito de conectar a la comunidad que vive, trabaja y compra dentro de este desarrollo. Además de contar con calles que igualmente son importantes, se han creado también otras alternativas de movilidad para peatones y ciclistas. Cuenta con un gran número de villas y departamentos diseñados por firmas internacionalmente reconocidas, así como amenidades y servicios para cada tipo de habitante. Su área comercial, que comprende restaurantes, cafés, parques y pabellón de eventos, enfoca el 40% de su diseño en espacios verdes y áreas recreativas para el peatón.

"Lo que busca Arboleda y Distrito Valle del Campestre es fomentar una nueva fórmula para crear lazos entre la comunidad y entre personas que, hasta hoy, vivimos en nuestro pedacito, rodeados de bardas", afirmó Patricio Garza. "Al crear estos nuevos espacios públicos que fomenten la convivencia y las relaciones entre las personas, esperamos quitar esas barreras y crear más conexiones físicas, para así poder construir también más conexiones humanas".

La visión de este gran proyecto de colaboración es construir una ciudad completa sin segmentar o segregar las necesidades –comerciales y residenciales– que una persona tiene para vivir bien y feliz. Al otorgar opciones de trabajo, esparcimiento, comida, entretenimiento, paseo, etcétera, sin tener que transportarse hacia el otro lado de la ciudad, se alcanza un balance que contribuye a mejorar la calidad de vida de nuestra comunidad. Se abandonan los pensamientos individualistas y se colabora para construir la ciudad que realmente queremos.

La visión de este gran proyecto es construir una ciudad completa sin segmentar o segregar las necesidades –comerciales y residenciales– que una persona tiene para vivir bien y feliz.




NOTAS RELACIONADAS