proconnect

POR PROMAGAZINE

El nacimiento de la animación, a como la conocemos, no sólo fue producto del avance tecnológico, sino de una necesidad expresiva mucho más amplia y sin límites. Este sector se ha convertido en un negoci...

El nacimiento de la animación, a como la conocemos, no sólo fue producto del avance tecnológico, sino de una necesidad expresiva mucho más amplia y sin límites. Este sector se ha convertido en un negocio muy lucrativo a nivel mundial, ¿pero qué está sucediendo en México? Según datos de la Cámara Nacional de la Industria del Cine (Canacine), se realizaron durante 2015 alrededor de 60 películas distintas, siendo el género de la animación uno de los más destacados.

Aun así, la industria mexicana de la animación sigue siendo muy pequeña. Y es que prácticamente en nuestro país, son contadas las compañías que están dedicadas a trabajar en el negocio de la animación. Zona Abisal se encuentra entre las que han emprendido concretamente desde hace 3 años. En entrevista PRO, el fundador del estudio, Daniel Aldrete, nos comparte más del impacto social que transmite Zona Abisal: “nuestros proyectos pertenecen a la rama cultural y son principalmente de entretenimiento, pues el enfoque es escenografía digital y animaciones para teatro. Siempre tratamos que el contenido de nuestros videos sea cultural y no solamente lúdico, buscando así que el público tenga más acercamiento al mensaje que se busca transmitir en un espectáculo”.

Sus proyectos son desarrollados en un ambiente divertido y muy creativo: gente talentosa que ama su trabajo, artística, relajada, buena onda y que colabora en equipo para superar el gran reto que es crear un mensaje, historia o experiencia y presentarlos de manera visual y con lenguaje cinematográfico. ¡Visiten su portafolio para conocer lo que hacen! Daniel nos comenta sobre los proyectos sociales que han realizado, “hemos donado escenografía digital y visuales para una compañía de Teatro y Danza en Mérida, donde sus integrantes tienen capacidades diferentes, entre ellas el síndrome down”, explicó.

“La verdad es que este tipo de proyectos nos llenan de vida, porque de nuevo, muchas veces nuestro giro es entretener a la gente, pero saber que podemos ayudar con nuestros trabajo es algo enriquecedor”. Las áreas de oportunidad para la gente en Animación en México son cada vez más vastas y la tendencia es a la alza. Es crucial el apostar por ganarse el público que está presente en lo nuevos canales audiovisuales que van apareciendo. Ya no se hace sólo publicidad y cine, sino series de animación, VFX, videojuegos casuales y para consolas, apps, visualización arquitectónica, realidad virtual y aumentada.

Sabiendo esto, Zona Abisal llegará a más gente vía redes sociales y aumentará la calidad al incluir animaciones más complejas, elementos físicos nuevos como estructuras donde proyectar y más. “Todo lo relacionado al arte requiere de reinvención, pues el contenido y la calidad es lo que diferencia a los proveedores. Hemos hecho proyecciones para danza, teatro, pasarelas de moda, cortometrajes y ahora un mapping. El arte y la cultura necesitan de la exploración, además de generar un impacto directo en la sociedad, por lo que nuestro compromiso es que cada proyecto entretenga y cultive a la audiencia”, finalizó Daniel.




NOTAS RELACIONADAS